Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡EN EL CLAVO! César Miguel Rondón: Lo de los C.C. será lo de menos, “todo el país lo van a apagar”

Este jueves, el periodista César Miguel Rondón criticó duramente las medidas de racionamiento eléctrico en centros comerciales anunciada por el ministro para la Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez.

“Que el general Motta Domínguez diga que no hay racionamiento eléctrico es el mayor de los cinismos. ¡General aquí todo está racionado!”, dijo con cierta indignación. “Para el Gobierno los centros comerciales están cerrando porque les da la gana. ¡Cuánta prepotencia!”, agregó.

CESAR-MIGUEL-RONDON-SIN-LUZ

Asimismo, Rondón se preguntó “¿cómo es que en cinco años no han resuelto el problema eléctrico, si se destinaron 60 mil millones de dólares para eso? (…) Lo sabemos de sobra, para este Gobierno lo males de la República son culpa de los ciudadanos”.

“Al paso que vamos los centros comerciales serán lo de menos, todo el país lo van a apagar“, señaló.

A continuación el editorial completo:

Lo sabemos de sobra, desde hace 17 años los males de la república son culpa nuestra. Culpa de los ciudadanos en general. Hemos tenido que enfrentarnos, no solo a la impericia, a la ineficacia, a la piratería y corrupción de los gobernantes, sino también a su cinismo y su prepotencia. No quiero decir que los militares sean prepotentes, pero hay algo en el tono, en la manera de dirigirse a nosotros, los civiles, que suena así, prepotente. Dice El Correo del Orínoco, la Artillería del Pensamiento: “Motta Domínguez fue categórico. No es racionamiento es cumplir la ley”. Diario Vea: “Centros Comerciales deben cumplir la ley”.

He aquí un detalle interesante. Según el gobierno, los centros comerciales no cumplen con la ley. “El Ministro para el Poder Popular y la Energía, general Luis Motta Domínguez, desmintió informaciones que sugieren que el ministerio está acortando el horario de funcionamiento de los grandes consumidores de energía. “Simplemente estamos exigiendo el cumplimiento de la ley en cuanto a la autogeneración”.

A ver, a usted le dicen que no le van a dar energía de tal hora a tal hora, y que es su responsabilidad generarla. Pero como los centros comerciales no tienen cómo se impone la medida de cierre. Es decir, para el gobierno los centros comerciales cierran por su cuenta, porque a ellos les da la gana. No cumplen con la ley. El Nacional cita en primera página al general Motta: “Esto no es un racionamiento, esa palabra no existe en nosotros -¡vaya cinismo! General, todo esta racionado-. Aquí se está exigiendo el cumplimiento de la autogeneración, el negocio que no lo acate se queda sin electricidad”.

Ahí, pues, la prepotencia a la que hacíamos mención. Dice el general, como una gran cosa, que desde hace cinco años rige la medida. Pues esa es la mejor evidencia de la piratería del gobierno. Porque, ¿cómo es que en cinco años no han podido solucionar el problema de la electricidad? Porque de sobra se sabe que no es culpa del fulano Niño, sino -como decía el tuit de Paulina Gamus que comentábamos ayer- es culpa de los niños bolichicos, Derwick y demás. S

egún el libro El Gran Saqueo, de Carlos Tablante y Marcos Tarre Briceño, la crisis de la energía eléctrica le ha costado al país 60 mil millones de dólares. ¿Con ese dineral no han podido resolver el problema? ¿Qué pasó con esos 60 mil millones de dólares? ¿Dónde están los bolichicos de Derwick? ¿Qué sabe usted de eso, general? Sería bueno que le diera una explicación al país. Pero no, de eso no se habla. Y ahora, una vez más, como siempre, la culpa es suya, ciudadano venezolano, la culpa es de unos centro comerciales que funcionan al margen de la ley .

En esa prepotencia a la que aludimos, pareciera que cuando ya no hay más argumento y el civil se pone impertinente preguntando de más, el militar, entonces, le alza la voz y, a su manera, le manda a callar. Al paso que vamos, con cierres por racionamiento de luz (aunque no le guste a usted la palabra, general), con la crisis de la salud, con la crisis del abastecimiento, con la crisis en el campo venezolano, con la crisis en nuestras escuelas y universidades… A este paso olvídense, lo de menos son los centros comerciales.

A este paso ya pronto van a apagar (y a clausurar) a todo el país.

Por Cesar Miguel Rondón.



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top