Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡A LEERLA! La aleccionadora carta de un joven que necesitó 17 horas para comprar una batería

17 horas……. Indignación, motivación y compañerismo: VENEZUELA y sus venezolanos!

Hace aproximadamente 1 semana ocurrió algo que normalmente pasa con cualquier carro en el mundo, esta vez me tocó a mi. Se dañó la batería del Guramovil y de una vez lo primero que vi fue la cara de mi mamá llena de preocupación, desespero y al final con lágrimas en los ojos.

Créditos: Francisco-Gonçalves / pankcho / Flicker.

Créditos: Francisco-Gonçalves / pankcho / Flicker.

Una imagen muy fuerte para mi, ya que pienso que a ningún hijo le gusta ver llorar a su madre, y en mi caso que ella ha sido madre, padre, hermana, mejor amiga.

Mi mamá sabe que prácticamente siempre estoy ocupado,  y con mucha pena me preguntó si la podía acompañar a hacer la cola para comprar la batería del carro, por qué no es secreto para nadie que gracias a estos problemas de “colas”, el hampa hace de las suyas para secuestrar, robar, matar etc. Evidentemente acepté, hicimos las averiguaciones y nos fuimos a hacer la cola.

Llegamos al final de la famosa cola a las 5:00 PM, apagamos el carro y nos bajamos a averiguar como era “el cobre” allí para comprar. Preguntamos a las personas en igual situación que nosotros y muy amablemente nos respondieron con lo que ellos habían averiguado. Ya la gente de ‘Baterías DUNCAN’ habían hecho el listado de la disponibilidad que tendrían PARA EL DÍA SIGUIENTE A PARTIR DE LAS 7:00 AM. Así mismo como lo leen, mi mamá, una mujer de 50 años de edad, personas de la 3era edad (hombres y mujeres entre 50 y 70 años) y hasta los más jovencitos, niños y mi persona, teníamos que hacer la cola hasta el día siguiente para poder optar por la batería RECICLADA que había y no la que yo quería.

Algo que tenemos los venezolanos es que aún en el peor de los momentos, siempre somos optimistas, positivos y es una ley de vida y algo que tenemos en nuestro ADN, siempre sacamos algún chiste de ese momento, y pues fue así como pudimos hacer amistades y conocer personas en ese momento, a través de todas esas largas horas de espera sentados o recostados en el pavimento, aceras o en árboles, ya que como mencioné antes, no es fiable tener el carro prendido o abierto mientras haces la cola, porque puedes ser objeto de robo gracias al hampa.

Evidentemente el único tema del que pudimos hablar mientras estabamos en la larga espera fue el de la situación actual que vive Venezuela. Todos dieron sus distintos puntos de vistas, opiniones, ideas, soluciones, vivencias personales, reflexiones etc, y aún cuando muchas eran distintas en ciertos puntos, lo que más me llamo la atención, pero sin embargo no me sorprendió, fue que todos llegamos a la misma conclusión; NO ES JUSTO QUE NINGÚN SER HUMANO PASE POR LO QUE LOS VENEZOLANOS ESTAMOS PASANDO ACTUALMENTE.

Y es que seamos claros, a quién no le gusta vivir bien? Si trabajas duro, te esfuerzas, te dedicas, eres constante, tienes disciplina, enfoque y haces el bien, y te lo mereces; ¿Por qué no puedo vivir bien? ¿Es un delito? ¿Es malo? Para las personas que respondan ‘SÍ’, me parece que deberían replantearse lo que son los ‘Proyectos de vida’ y su motivación interna, o quizás ir un poco más allá y revisar de nuevo su formación en casa, valores y principios. Ese día conocí a un repostero (fue secuestrado), un señor de quizás unos 60 años quien llegó ese día de GUÁRICO, estaba acompañado por SU MADRE (Imagínense la edad de la señora) y tiene una pequeña empresa de materiales de construcción (fue extorsionado y lo sigue siendo por MALANDROS y POLICÍAS), un ingeniero civil y un vendedor de la Purina.

Cada uno seguramente con una forma distinta de ver la vida, pero con un pensamiento en común: ‘QUEREMOS UNA MEJOR VENEZUELA’ y eso mis amigos, me alegró mucho y me dio fuerzas para seguir en la cola. Les puedo contar que me fui a dormir un espacio de 2-3 horas con mucha motivación y un sentimiento de patriotismo grande, ya que entre VENEZOLANOS, JUNTOS COMO HERMANOS, estábamos claros al 100% que desde la trinchera de cada uno, lucharíamos sin descanso por mejorar nuestro país, y ya habíamos comenzado, con algo tan básico como lo es ‘crear consciencia’.

Llegó el día en que por fin ‘Baterías DUNCAN’ comenzó a laborar y allí me di cuenta del por qué es tan importante seguir luchando, seguir con fe y trabajar así sea de poco a poco por mejorar nuestra sociedad y nuestro país; personas apoyando a los que los carros no le prendieron más, empujando carros, comprando y compartiendo café, cuidándole el carro al que tuvo que “ir al baño” por allí, haciendo guardias mientras unos dormían para agarrar fuerzas, contando chistes para dibujar sonrisas en el rostro de los que prácticamente no podían mantenerse de pie, todo esto para hacer más agradable y ameno el momento mientras llegábamos a la entrada de ‘Baterías DUNCAN’ y poder comprar la misma.

Dieron las 10:00 AM y por fin mi mamá y yo pudimos comprar la batería y nos fuimos a casa. En total fueron 17 horas de larga espera, donde hubo algunos que no aguantaron y se fueron, donde muchos ‘mentaron madre’, donde varios lloraron, donde la indignación que se sentía, y la frustración se sumaba, intentaron hacer sentir derrotado a más de uno…..Pero allí es donde el VENEZOLANO ARRECHO, saca lo mejor de si mismo y ‘guapea’ y ‘guerrea’ como sea, donde sea, contra quien sea.

Yo viví esto, nadie me lo contó, y estas 17 horas no son NADA en comparación con los pacientes que hoy en día HAN MUERTO y lamentablemente MORIRÁN a causa de las FALTA DE MEDICINAS (pacientes con cáncer, problemas renales, SIDA etc). Esas 17 horas no son NADA contra las MILES DE MUERTES que ya lleva el HAMPA hasta el momento en que tu lees estás lineas…. Solo te pido que después de leer estas lineas, lo pienses bien, con tranquilidad, objetivamente, y ejerzas tu DERECHO y DEBER como venezolano, y que el domingo bien temprano, VAYAS A VOTAR!

No te voy a decir por quién tienes que hacerlo, esa es TU decisión, pero solo te quiero hacer estas preguntas antes de cerrar;

¿Mereces hacer largas colas, de muchas horas para comprar productos básicos del día a día?

¿Es justo que a TODA HORA tengas que estar con ojos en la espalda, por miedo a que te roben, secuestren o maten?

¿Merecemos ser castigados en nuestros sitios laborales por tener un pensamiento distinto?

¿Es justo el ir preso por el simple hecho de no apoyar un pensamiento, una idea?

¿Quieres un mejor futuro para ti, los tuyos y los que están por venir?

Este 6 de Diciembre…. VOTA!

Por: Gabriel García / Vía Caraota Digital.

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top