Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡AHORA VIENE LO PEOR! Profesor del IESA asegura que este año será el año del racionamiento

Según cálculos de Ricardo Villasmil, quien es economista y profesor del Centro de Políticas Públicas del IESA, aseguró que para que Venezuela pague la deuda externa, tendrán que continuar con el recorte de importaciones que este año alcanzará el 36%, así lo revela El Estímulo.

Durante el foro Perspectivas Económicas del IESA 2016, el especialista afirmó que el lema del gobierno para este año será el racionamiento, no solo de los alimentos como ha venido haciendo desde hace años, sino también de los servicios públicos -agua y electricidad- ante la fuerte sequía y la crisis eléctrica que enfrenta el país. Tampoco descartó que la gasolina entre en esa lista.

Créditos: EFE

Créditos: EFE

Villasmil precisó que si la cesta venezolana cierra este año en $30 por barril Venezuela recogería cerca de 23 mil millones de dólares y si hace las mismas importaciones del año 2015, el gobierno tendría un déficit en divisas de 27 mil millones de dólares, 28 mil millones de dólares en renta (sin intereses) y 33 mil millones de dólares en amortización.

“El recorte en las importaciones de este año tendría que ser de 36% para cerrar la brecha de la deuda externa y sería catastrófico por los niveles actuales de escasez (75%), el bajo nivel de los inventarios. Estaríamos hablando de paralización” de diversos sectores económicos, alertó.

Recordó que el nivel de importaciones en 2015 fue de 1.234 dólares por habitante, con un recorte de 36% se ubicaría en alrededor de 527.

Con respecto a la crisis en bolívares, apuntó que la monetización se está agotando: la inflación crece más rápido que la liquidez, una característica de procesos hiperinflacionarios. “La tasa de devaluación para equilibrar las cuentas fiscales es casi infinita dada la escasez de dólares”, agregó.

Destacó además que al bolívar se le restó respaldo monetario producto de la pérdida de institucionalidad del Banco Central de Venezuela e indicó que desde 2007 el poder adquisitivo del salario mínimo ha caído 38%.

Por su parte, el politólogo Michael Penfold afirmó que la única forma para que el país salga en el medio y largo plazo de la crisis externa es a través de financiamiento internacional. “Venezuela no puede retomar el crecimiento económico salvo implementando un programa de estabilización creíble. Pero la gran incertidumbre es si los actores políticos pueden ponerse de acuerdo para solucionar la crisis”, cuestionó.

Sostuvo que la crisis venezolana debe verse en el contexto en el que está América del Sur desde hace algunos meses y el descenso de la izquierda latinoamericana en la región, pues explicó que los ciclos políticos no solo dependen de la caída de los precios de los commodities, sino que también influyen los límites constitucionales a la reelección, por ejemplo.

“Hay un tema fundamental y es que Venezuela enfrenta una crisis de balanza de pagos que divide al gobierno, pues en el fondo hay distintos grupos con distintas visiones para resolver la crisis”, dijo.

Puntualizó que la correlación entre el precio del petróleo y la popularidad de Hugo Chávez durante los 14 años en los que gobernó era muy baja (0,16%), mientras que la del presidente Nicolás Maduro en tan solo tres años es más alta (0,87%), lo que en su opinión demuestra que este último es un político que incapaz de enfrentar las restricciones externas que le generan la caída del costo del crudo.

Explicó que los esquemas de cambio político plantean una dualidad entre negociación y conflicto. “Es difícil decir hacia dónde se dirige Venezuela, pues la política económica está fragmentada, manejada por varios grupos y es muy costosa de sostener, además el gobierno viene en caída libre”, dijo.

Información de El Estímulo.



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top