Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¿ALÓ, NICOLÁS? Empresa canadiense explota oro en el Esequibo sin permiso de Venezuela

Cuando Nicolás Maduro debe sacar las garras para defender a Venezuela, no lo hace. La pelea por nuestro Esequibo ha sido completamente abandonada y aprovechada especialmente por Guyana, así como por algunas empresas petroleras que están haciendo de las suyas con nuestros recursos.

La empresa canadiense Sandspring Resources LTD anda en busca de inversionistas internacionales para financiar el desarrollo de una explotación minera en Toroparu, al noroeste del Esequibo, zona reclamada por Venezuela.

Vista aérea de la instalaciones en la mina Toroparu en el Esequibo / Foto Sandspring

Vista aérea de la instalaciones en la mina Toroparu en el Esequibo / Foto Sandspring

En su portal, la empresa describe que “El Proyecto de Oro Toroparu contiene uno de los mayores depósitos no desarrollados in-situ de oro en el mundo propiedad de una empresa minera junior. Situado dentro de la concesión minera de 98.214 hectáreas en Sandspring en el río Puruni región superior del oeste de Guyana, el terreno plano de Toroparu es fácilmente accesible por vía aérea y por carretera. Un estudio de pre-factibilidad para el Proyecto Toroparu completado en 2013 a US $ 1.400 / oz de oro esbozó el diseño de una mina a cielo abierto que produzca 228.000 onzas de oro por año durante una vida útil de 16 inicial año. El estimado de US $ 464 millones de gastos de capital de pre-producción se amortizan en 2,6 años, con una Tasa Interna de Retorno después de impuestos de 23,1% y un NPV @ 5% de US $ 691 millones. El proyecto tiene la Autorización Ambiental, el Acuerdo mineral y un Convenio de Estabilidad Fiscal en regla”

No es poco lo que la empresa Sandspring ofrece a sus potenciales inversionistas: La prefactibilidad indica producir 228 mil onzas de oro por año, que a un precio de US$ 1.400 dólares por onza, supondría un ingreso bruto de US$ 319 millones de dólares por año. En 16 años de explotación supondría un total de ingresos brutos de US$ 5,2 mil millones de dólares. Nada mal.

Créditos: Sandspring Resources LTD

Créditos: Sandspring Resources LTD

El Esequibo forma parte del escudo guayanés y es una zona comprendida entre el oeste del río Esequibo hasta el hito en la cima del monte Roraima. Tiene una extensión de 159.542 km² que la República Cooperativa de Guyana administra como propio pero cuya soberanía es reclamada por Venezuela basándose en el Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966. Ese tratado, entre otros puntos, establece que el Esequibo no debe explotarse por ser una zona en reclamación.

Los Gobiernos de Guyana han violado el Acuerdo de Ginebra y han otorgado concesiones a empresas extranjeras para explotar los recursos de la zona. Una de las más notorias han sido las concesiones para explotación costa afuera de gas y petróleo en aguas de la zona en reclamación.

Durante su gobierno, Hugo Chávez dio un giro a la tradicional política de firmeza en el reclamo del Esequibo de los gobiernos democráticos. Desde 2004 cambia la postura del gobierno venezolano cuando el presidente Hugo Chávez declara que no se opone a que Guyana desarrolle proyectos en el territorio en reclamación “siempre que estos sean en beneficios de sus habitantes de allá”.

Como consecuencia de la posición de Chávez la Cancillería venezolana toleró toda clase de concesiones incluso tres en las áreas marinas que no solo cubrían zona en reclamación sino que se adentraban en aguas venezolanas.

Las acciones durante el mandato de Nicolás Maduro han sido absolutamente ineficaces para detener por vía diplomática la continuación de la explotación del Esequibo por los guyaneses. El 22 de junio de 2015, luego que Guyana hiciera público el hallazgo de petróleo en aguas del Esequibo, Maduro anunció que convocaría a una “unión cívico-militar” para enfrentar “la provocación de la Exxon Mobil” y denunciará una “maniobra internacional de la derecha para provocar a Venezuela con problemas limítrofes”.

Previamente, en marzo de 2015, la cancillería venezolana en un comunicado alertaba que el gobierno de Venezuela se reserva todas las acciones que en el campo diplomático y del Derecho Internacional fuesen necesarias “para defender y salvaguardar la soberanía e independencia de nuestra Patria en el marco del diferendo limítrofe sobre la Zona en Reclamación del Esequibo“.

Diez meses después de la reunión entre Maduro y Granger, las concesiones en El Esequibo continúan. La ineficaz diplomacia de micrófono del gobierno de Maduro, no ha tenido un sólo logro en el reclamo, luego que Chávez diera luz verde en 2004 a su explotación por los guyaneses, confirmándola en 2008. Recordamos que Nicolás Maduro fue e canciller de Venezuela desde agosto de 2006 hasta enero de 2013.

Información de La Patilla.

¿Hasta cuándo vamos a esperar para defender nuestros recursos? No olvide dejar sus comentarios.



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top