Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡ASÍ ESTAMOS! Personas son apuñaladas y asesinadas por discutir con las mafias bachaqueras

La compra de productos a precios regulados es todo un peligro. Los venezolanos que hacen largas colas para adquirir alimentos corren el riesgo de ser víctimas de las mafias bachaqueras, que se han adueñado de las filas en los establecimientos donde venden a costo subsidiado.

“Esto te pasa por sapa”. Así decía la nota que se encontró al lado del cuerpo sin vida de Yeimy Gómez. Ella era la presidenta del consejo comunal del sector Las Casitas 2 de Guatire y el 16 de abril había discutido con dos delincuentes de la zona que querían controlar la distribución de los alimentos en la comunidad. En medio de la pelea uno de los hombres sacó un arma y le disparó.

Foto referencial: El Impulso.

Foto referencial: El Impulso.

Esa no era la primera vez que la mujer se enfrentaba con esos hombres que forman parte de una banda delictiva que opera en la zona y pretendían apropiarse a la fuerza de productos regulados que les asignan al barrio, para ellos venderlos posteriormente con sobreprecio, reseñó El Nacional.

Este episodio confirma el estudio presentado por el Observatorio Venezolano del Delito Organizado, en el cual se considera el bachaqueo como una actividad comandada por grupos delictivos que usan la violencia para reservar puestos en las filas de los supermercados, controlar la distribución de los alimentos y venderlos a precios elevados.

Luis Cedeño, director del Observatorio, destacó que la encuesta de percepción, aplicada entre julio y septiembre de 2015 en 3.800 hogares en 7 regiones del país, reveló que 66 % de los consultados considera que la venta de productos regulados es uno de los delitos más frecuentes en su comunidad.

“Ellos perciben el bachaqueo como un delito organizado que ha dejado en segundo plano el secuestro y el tráfico de droga. Esta práctica ha resultado ser menos riesgosa y más ventajosa en lo económico para las mafias que la controlan”, refirió Cedeño.

Los grupos violentos no solo ejercen el control en las filas de los centros de abastecimiento para tener la prioridad en la compra de alimentos a precios regulados, sino que también venden los turnos de compra en las colas y una vez que los compradores salen de los establecimientos les exigen la entrega de una parte de los productos, como una vacuna, según denuncias recibidas por Provea.

“Hemos procesado tres reclamos informales de consumidores de Catia y Petare sobre esta situación. Las quejas serán investigadas y documentadas. También he recibido información sobre grupos de vecinos que circulan encapuchados en motocicletas por cadenas de farmacias de El Hatillo para espantar a los bachaqueros”, destacó Rafael Uzcátegui, representante de esta ONG.

¡Otro logro hecho en revolución! Déjenos sus comentarios



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top