Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡ATENCIÓN! Brote de fiebre hemorrágica transmitida por ratón se extiende por el país: 5 fallecidos

A pesar de la propagación del brote, el Ministerio de Salud calla, así como lo ha hecho con el Zika. Con una mortalidad estimada en 30%, el llamado “virus de Guanarito” o fiebre hemorrágica, afecta principalmente a jóvenes trabajadores del campo y ya ha causado la muerte de al menos cinco personas en Portuguesa en lo que va de 2016.

La Fiebre Hemorrágica Venezolana (FHV) o “fiebre de Guanarito”, fue identificada originalmente en varios estados llaneros de Venezuela. Es trasmitida por un ratón (Zygodontomys brevicauda), que no está en contacto con seres humanos, pero que abunda en los sembradíos o en cañaverales extendido en esas zonas.

Créditos: AFP.

Créditos: AFP.

La enfermedad es muy peligrosa al no contar con tratamientos específicos, antivirales ni vacunas, advierte el ex ministro de Salud, José Félix Oletta y miembro de la organización.

“Cuando la persona se expone a las evacuaciones y a la orina del ratón, ese material puede estar suspendido en el aire y la persona adquiere, accidentalmente mientras trabaja en la agricultura, la enfermedad”, explica.

El brote, el quinto registrado en Venezuela desde que se detectó la enfermedad en 1989, se propaga en los estados Apure, Portuguesa y Guárico, esta última entidad donde la fiebre es endémica. Avanza por culpa de la sequía y a la altas temperaturas generadas por el efecto climático El Niño, añade Oletta en una conversación con El Estímulo.

Existe “un foco viral provocado en gran parte del estado Portuguesa, al sur, incluye los municipios: Arvelo, Rojas y Sosa; una parte de Guárico y una parte de Apure”, precisa el también exministro de Salud, Rafael Orihuela.

La propagación de la “fiebre de Guanarito” se hace en silencio, afirma Oletta, al recordar la omisión de cifras que hace el gobierno de Nicolás Maduro a esta y otras enfermedades epidemiológicas como el dengue, el zika y la chikunguya.

“El Gobierno no ha dado información adecuada y vuelve a cometer el mismo error que cometió con todas las enfermedades de impacto epidemiológico”.

“El punto está en que hay una omisión de información. En los últimos tres años la información oficial que ha habido es de 18 casos en 2013, 17 en el 2014 y 16 casos en el 2015; pero ya sabemos que eso no se corresponde a la verdad”, apunta el exministro.

– La sangre es el objetivo –

El virus se presenta como una “enfermedad febril hemorrágica que se complica con la falla de múltiples órganos”, dice por su parte Orihuela, quien describe cómo el virus puede llegar a ser mortal: la enfermedad provoca que las proteínas que controlan la coagulación de la sangre se vuelvan anormalmente activas, aparezca una deficiencia de plaquetas y la persona presentan un sangrado abundante.

“Este tiene una tasa de mortalidad de 25% y 30% de los casos” asegura.

Rafael Orihuela explica que hay tratamiento “complicado” para las personas que presentan la fiebre: “La única cosa que se ha ensayado es la transferencia del suero de la sangre de la persona convaleciente (de una persona que lo tuvo y se salvó) ya que los anticuerpos que están en el cuerpo de esa persona sirven para tratar a otro que está enfermo”.

Por las redes sociales, el exministro denunció que los cinco fallecidos en 2016 conforman una familia completa que recolectaba caraotas en un sector de Portuguesa.

– La fiebre hemorrágica venezolana en números –

La Red Venezolana Defendamos la Epidemiología alerta que desde 2015 se incrementaron los casos de FHV. Pero ello no se reflejan en ningún boletín epidemiológico, ni en los formatos que los profesionales de la salud usan para investigar sobre el zika, acota.

“Desde Barinas nos ha llegado información de un número de nueve personas fallecidas desde el año pasado y desde el 15 de diciembre en adelante nueve personas más fallecieron por esta enfermedad la cual evoluciona muy rápido. Esto lo transforma en el quinto brote en la historia de la enfermedad en Venezuela”, asegura Orihuela.

El experto explica que en el grupo de fallecidos figuran “dos niños de 5 años, una mujer embarazada de 18 años y hay dos personas mayores de 60 años”. Esto, contradice la teoría de que la mayoría de las personas afectadas por la FHV son hombres jóvenes que trabajan el campo.

Con el registro de estas muertes y con los datos de mortalidad que se manejan en torno a este virus, la Red estima alrededor de 60 casos de fiebre hemorrágica venezolana en el país.

– Recomendaciones de los expertos –

José Oletta pide al Ministerio aclarar lo que ocurre en torno a la enfermedad, “porque no puede ser que guarde silencio sobre tantos problemas epidemiológicos que tiene el país”. Recomienda que las personas que deban trabajar en el campo se protejan y eviten el contacto directo dado que “es un riesgo profesional” al que se exponen los trabajadores del sector agricultor, que en su mayoría son hombres jóvenes.

Orihuela, por su parte, propone “una investigación rápida en la zona para ver cuántos enfermos puede haber porque esta es una enfermedad en curso grave con una mortalidad muy alta”.

En cuanto a quienes podrían ser las personas más afectadas según su trabajo diario el doctor explica que hay que verificar qué está pasando en esa zona y qué hace que la FHV aumente en el lugar: “¿Se está intensificando la entrada a las zonas rurales? ¿Hay más actividades agrícolas?” se pregunta.

Información de:Fabianny Crespo / El Estímulo.



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top