Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡AUNQUE USTED NO LO CREA! Así de extravagantes son los funerales de malandros en Venezuela

Venezuela es el hogar de, no una, sino cinco de las ciudades más peligrosas del mundo. Es el segundo país con el mayor índice de homicidios y con la delincuencia con mayores libertades. El hampa tiene las armas y hombres suficientes para significar un muy serio problema a nivel nacional, incluso son una amenaza considerable para los cuerpos policiales. La grave situación económica y social en Venezuela ha hecho de la delincuencia un estilo de vida atractivo para quienes prefieren una vida fácil (pero corta).

entierro-funeral-velorio-de-malandro--1

FOTOGRAFÍAS: LURDES R. B.

El malandro tiene una cultura propia en que la muerte es parte habitual de la vida, siendo el malandro el que envía o recibe el mortal impacto de una bala, la muerte de un “convive” es celebrada con alcohol, drogas, disparos, indecencia, intimidación y música.

Los asistentes tienen mucha rabia contenida y se les exacerba por las dosis de droga consumida durante la madrugada y parte de la mañana. Pueden atentar contra cualquier desconocido que invada su zona. Por eso hay que pedirle permiso a los jefes para ser testigo de cómo en los cerros de Caracas se celebra el dolor de perder, a tiros, a un amigo, a un hijo, a un esposo… La muerte violenta, en lugares como en el sector Las Quintas de la Cota 905, se celebra con anís, ron, cerveza, marihuana, cocaína, salsa, reggaeton, gritos, bailes y plomo; relata El Estímulo quienes presenciaron el proceso en vivo.

Vea los velorios de malandros captados en video

“En los sectores populares, la muerte se convierte en algo mucho más cercano y azaroso. Todos viven con su sombra y construyen la vida en torno a ella. En estos sectores, donde la violencia convive con ellos y es parte de su día a día, la muerte no se la toman en serio… no se aprecia la vida, tampoco la muerte”, explica el sociólogo Roberto Briceño León, director del Observatorio Venezolano de la Violencia.

entierro-funeral-velorio-de-malandro--2

FOTOGRAFÍAS: LURDES R. B.

En el artículo “Entierros en el barrio: la muerte como una fiesta” realizado por Sumarium se lee lo que José, el amigo del occiso en el cual se basa el reportaje dice “Así queremos nosotros a nuestros muertos. La gente rica no sabe de eso, no sabe de ‘quereres’ (sic). Nosotros sí. Así le demostramos a la muerte lo mucho que vale la persona que ahora está con ella”. El sociólogo Arturo Sosa, advierte en su artículo «El Malandro: ni héroe ni villano», publicado en la revista SIC número 557: “la expresión de fiesta que se vive en los homenajes es lo que más denota su nexo con la canalización de la muerte y por ello lo que más contrasta con los rituales tradicionales donde la relación con la muerte se torna solemnemente lastimosa. Esto no quiere decir que esa apariencia gozosa anule o sustituya completamente el dolor y la tristeza, sino que la misma calidad de sentimientos encuentra formas opuestas de manifestaciones debido a diferencias socioculturales”

¿Piensa que la afincada división de clases sociales y la siembre del odio en los corazones de los más pobres por parte del gobierno hayan influenciado en el cambio radical de la sociedad en los barrios? No olvides dejarnos tus comentarios



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top