Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡CLARITO Y CONTUNDENTE! Lo que quisiera Nacho de Nicolás y su nefasto gobierno

El cantante Miguel Ignacio Mendoza, conocido como “Nacho”, tiene entre sus anhelos que el presidente de la República, Nicolás Maduro, y su gobierno no “metan la pata”. Así lo dejó saber en su artículo titulado “Detestable musa”, publicado este domingo en Caraota Digital.

Nacho-a-Maduro-vs

Desde muy niño me ha gustado escribir, supongo que es algo que nació conmigo. A veces despierto con una idea casi completa de una composición nueva y concluyo que mi pasión por la escritura y la creación de canciones va más allá de mi estado consciente.

Pero por muy maravilloso que sea el talento de un individuo, la inspiración juega un papel determinante en la calidad de su trabajo. Mis mejores resultados los he obtenido cuando ingreso a un estudio, sin necesidad laboral, cuando no tengo la presión ni la obligación de hacer algo inédito que mi equipo considere lo suficientemente bueno para promocionar, ya que los temas anteriores cumplen un ciclo de vida y amenazan con pasar de moda.

En mi área, el que se cansa pierde. En momentos de prisa, hasta rezo para tratar de llamar la musa, pero hay temporadas en las que siento un impulso indetenible y creo que puedo hacer un albúm completo en una semana.

Hay compositores que duran un tiempo considerable ausentes y no se sientan a crear novedades porque afirman que no debemos presionar la mente ni el espíritu en la búsqueda de la creatividad. Toca esperar que fluya la energía que enciende el bombillo de la inventiva y la imaginación.

Les cuento esto porque nunca pensé que querría huirle a la musa, pero ahora que estoy escribiendo artículos todos los domingos para caraotadigital.net y mi objetivo principal es seguir denunciando el desastre difícil de reparar que sigue generando el gobierno de mi país, quisiera quedarme sin inspiración, quisiera que el Presidente y su cuadrilla no siguieran metiendo la pata, que no estuviésemos alerta por si acaso ocurre un apagón nacional, que el chavismo religioso no pensara que los niveles del Guri subieron gracias a una lluvia que no envió Dios sino Chávez, que los enfermos no perdieran la esperanza de recuperarse por falta de medicamentos, que los jóvenes no sintieran que no vale la pena estudiar tanto tiempo para ganar un sueldo que les alcanza para la compra de 15 manzanas…si consiguen manzanas.

Quisiera que el Presidente no hubiese declarado dos días no laborables de los cinco hábiles de la semana poniéndole pausa a una nación por 60 días y acelerando la marcha hacia la involución, quisiera no saber quién es Nicolás, Diosdado, Aristóbulo, Cilia, Iris, Tibisay, para que el resultado fonético de la pronunciación de sus nombres no me transporte a la imagen de mi Venezuela en ruinas.

Quisiera que no hubiese anaqueles vacíos ni madres desesperadas escribiéndome a través de las redes sociales pidiéndome ayuda para conseguir la fórmula del alimento de sus recién nacidos, que los niños del Hospital J.M De Los Ríos tuvieran los tres ascensores en perfecto funcionamiento, los aires acondicionados enfriando y exceso de catéteres de diálisis, que en los 17 años de la mal llamada revolución no hubiesen existido personas que solo tuvieron el chance de conocer este sistema político destructivo porque nacieron y murieron en ese período convertidos en delincuentes o en manos de la delincuencia.

De verdad que quisiera eliminar la inspiración de mis denuncias pero al parecer la musa no quiere darme tregua. Detestable musa.

Por Nacho.



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top