Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡DE SHOW EN SHOW! Los teatros de Maduro en busca de popularidad: Obama, Guyana y Colombia

Por popularidad: Obama, Guyana y ahora Colombia, son los teatros externos para distraer a la población de los problemas enormes en Venezuela por parte de Nicolás Maduro.

El primer teatro se debió a la campaña bien estructurada pero no satisfactoria por parte de Nicolás Maduro en contra del gobierno de Estados Unidos “Obama deroga el decreto”, donde el gobierno se hace pasar por víctima de innumerables conflictos.

chavismo-chavistas-psuv-maduro-acto-comunas-18a--6-amargado-preocupado-molesto

Primer Teatro


El pasado mes de marzo, el presidente estadounidense Barack Obama, firmó un decreto en el que fueron sancionados siete funcionarios del Gobierno Bolivariano por estar presuntamente implicados en diversos delitos y en el que se declaraba a Venezuela como una amenaza para la seguridad de esa nación.

Acto seguido, el jefe de Estado Nicolás Maduro y su Gobierno repudiaron tal acción y convocaron a una recolección de firmas en todo el país para solicitar la derogatoria de tal orden emitida por el mandatario estadounidense, con el mensaje de “Obama deroga el decreto ya”, en un proceso que según cifras certificadas por el Consejo Nacional Electoral, alcanzaron la cifra de 10.408.083 firmas

Finalmente, tras la apoteósica recolección de firmas, el gobierno de Estados Unidos aseguró que no sería derogado el mencionado decreto y a Nicolás se le terminó el primer teatro del 2015 para incrementar su maltrecha popularidad.

Segundo teatro


El pasado 5 de marzo, la gigante petrolera Exxon Mobil inició exploraciones petroleras en las aguas de la región del Esequibo, autorizadas por el Gobierno de Guyana. El proyecto, de 200 millones de dólares y que se espera que se prolongue por diez años, fue acordado entre Exxon Mobil y el Gobierno de Guyana.

Para continuar con los teatros del año, el Gobierno nacional reclamó a Esso Exploration and Production Guyana, subsidiaria de Exxon Mobil, que cesara su intención de realizar operaciones “no autorizadas” en el espacio marítimo en disputa.

Acto seguido, Nicolás  sometió un decreto de delimitación marítima de la soberanía sobre las aguas del Esequibo e inició una diatriba con su homólogo guyanés, David Granger, y para detener “la provocación” de Guyana llamó a consultas a su embajadora y ordenó una “revisión integral” de las relaciones bilaterales.

Para cerrar el segundo teatro del año de Nicolás, el Tribunal Supremo de Justicia emitió un comunicado de respaldo al “justo reclamo” del Gobierno nacional sobre el territorio Esequibo y obtener un acuerdo por la vía diplomática con la República Cooperativa de Guyana y sin mayores complicaciones, el conflicto por el Esequibo se calmó, al menos, por ahora.

Tercer teatro


La semana pasada, Nicolás ordenó el cierre de la frontera con Colombia y la declaración de un Estado de Excepción por 60 días prorrogables en seis municipios fronterizos, después de que tres miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y un civil resultaran heridos en un enfrentamiento con presuntos contrabandistas.

También giró instrucciones al ministro de Relaciones Interiores, Gustavo González López, y al ministro de Defensa, Vladimir Padrino, para ejecutar en la zona un operativo especial de seguridad en el marco de la Operación de Liberación del Pueblo (OLP).

Todo esto enmarcado en un supuesto “plan paramilitar” comandado por el ex mandatario Álvaro Uribe y la oligarquía colombiana que pretende desestabilizar las relaciones entre ambas naciones.

Hasta la fecha, el conflicto con Colombia se mantiene en su máximo nivel y este jueves, el presidente Juan Manuel Santos, llamó a consultas a su embajador en Caracas, Ricardo Lozano, acción que fue respondida por el Gobierno Bolivariano con el llamado a consultas del embajador venezolano Iván Rincón.

Así las cosas, con un complicado panorama económico para nuestro país, alarmantes cifras de violencia y varios conflictos internacionales, Nicolás lleva tres teatros en menos de un año para lograr mantener su popularidad, a solo cuatro meses de un proceso electoral, en el que las encuestas no favorecen a los candidatos del oficialismo, ni mucho menos a su gestión de gobierno.

Con información de La Patilla.



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top