Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡DE VUELTA AL FUTURO! ¿Qué hubiera pasado si Marty McFly hubiera aterrizado en Venezuela?

Todo ser humano habrá imaginado alguna vez el poder viajar al pasado y modificar el futuro a nuestra conveniencia, o más importante aún, advertir a nuestro “yo” en el pasado sobre lo que sucederá en el futuro. Esto fue proyectado en la película Back to the Future (Volver al futuro, en Hispanoamérica) estrenada en 1985 que muestra la aventura de Marty McFly un joven que es enviado accidentalmente de vuelta en el tiempo de 1985 a 1955 en un DeLorean DMC-12 condicionado para viajar en el tiempo; accidentalmente altera la historia al intervenir entre quienes en esa época eran su madre y su padre, debiendo reparar su error y hacer que se enamoren o su familia nunca habría existido, así como él. En la secuela de la película McFly debe viajar hacia el futuro, al 21 de octubre del año 2015, para luego volver al pasado y asegurar su futuro.

Volver al futuro… En Venezuela

El venezolano querría hacer lo mismo, viajar al pasado y advertir sobre lo que pasaría en Venezuela desde 1998, año en que Chávez ganó la presidencia y selló el destino de nuestro país.

DE-vuelta-al-futuro-2

Lamentablemente, si Marty McFly llegara hoy día a Venezuela, se encontraría con más pasado con futuro por la terrible crisis en la que nos han sumido a causa de políticas erradas. Se asombraría de encontrarse con colas, escasez, apagones, saqueos, y pare usted de contar.

2015, el futuro de ahora.

Podemos viajar al pasado mediante los recuerdos de aquellos días cuando se podía conseguir los productos que se quisieran y en gran variedad, cuando las colas en los mercados eran para esperar turno en la charcutería o pescadería con ticket en mano o para pagar el mercado.

Imagen de Altitud Group.

Imagen de Altitud Group.

Si McFly hubiera atterizado hoy en Venezuela se encontraría con colas donde se debe comprar cantidades limitadas de productos en días específicos de la semana determinadas por terminal de cédula y se debe verificar por captahuellas si no se es bachaquero, aunque la medida sea en vano.

A los pandilleros que quisieron involucrar al hijo de Marty McFly en un robo los condenaban en menos de 24 horas. En la Venezuela de hoy ya no se puede andar de noche en la calle, así como tampoco de día. La delincuencia y la violencia se han hecho parte del día a día en Venezuela. Las cárceles venezolanas están sobrepobladas y la gran parte de la población carcelaria son de personas que deben esperar años para que procesen su caso.

El doctor Emmett Brown, creador de la máquina para viajar en el tiempo resalta que se sacó “30 o 40 años de encima” en una clínica del futuro: se quitó las arrugas, cambió su sangre, reemplazó órganos internos, además de arreglarse el cabello. El venezolano nunca se esperó que en el futuro tendríamos una crisis en materia de salud. El control de divisas ha afectado a la salud pública y privada, sin poder importar los insumos, equipamiento y repuestos de equipos quirúrgicos. Estar sano sale caro.

Viajar a nuevas épocas dejaría en shock a cualquiera. McFly estaba fascinado con la maravillas tecnológicas del futuro, la moda, la cultura; un futuro próspero y brillante. El venezolano habrá esperado lo mismo después de haber visto la película, pero conociendo nuestro presente se podría saborear el desaliento que se sentiría al conocer todo lo que ha pasado.

Por supuesto que en 16 años han pasado muchas cosas y aunque viajar al pasado o al futuro sea cosa de ciencia ficción podemos tener por seguro que cada quién define su futuro, y en el caso de Venezuela se puede esperar que con el tiempo podamos traer al futuro a esa vieja y gloriosa Venezuela que tanto hemos extrañado.

En base al presente ¿desearía regresar al pasado o viajar en el futuro? No olvides dejarnos tus comentarios



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top