Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡DEPRIMENTE REALIDAD! Venezolanos emigran a Guyana en bote en busca de un mejor futuro

Como en Cuba, los venezolanos están haciendo lo imposible para irse del país, sin importar horas de viaje y miles de obstáculos con tal de encontrar nuevos horizontes que le brinden una mejor calidad de vida.

Ese es el caso de Ana Delgado, una comunicadora social venezolana de 23 años, que emprende su carrera como Youtuber a través de su propio canal llamado “AniCerbara”, en el que contó la travesía de dejar su natal San Félix para irse con su esposo por vía marítima hacia Guayana, en busca “de un futuro mejor”, como ella lo define.

Foto: El Nacional

Foto: El Nacional

Los padres de su esposo son nativos de Guyana y, tras visitar el país en 2014, la decisión de emigrar se cristalizó: “No tanto por la escasez de comida, sino por la inseguridad, porque hasta en una cola te pueden matar”. El hampa corrió a Ana del país, dos meses antes de emprender su viaje, atracaron en la casa de sus padres, golpearon a su mamá y robaron todo el dinero en efectivo y objetos de valor. “Nunca olvidaré lo que me dijo mi papá. Vete, prefiero tenerte lejos, pero segura”. Y así lo hizo.

Con sus maletas, su ropa y enseres empaquetados en bolsas, y un cargamento de 160 mil bolívares en efectivo (1.600 billetes de 100) para pagar los pasajes, ella y su esposo fueron al puerto a las 10:00 de la mañana, sin saber cuándo iban a salir.

Tienes que cuadrar el pasaje con alguien, no es que vas allá y están programadas las salidas”, explica Ana. Después de lograr un contacto consiguió un cupo en la embarcación, que zarpaba a mediodía del 26 de agosto desde el puerto de ferrys y chalanas del centro de San Félix.

Los pasajeros son chequeados por funcionarios de la Guardia Nacional (GN). “Destrozan tu maleta”, cuenta. Les revisan todo, hasta la ropa interior empacada. Buscan dólares, que los venezolanos no pueden ni traer o llevar para allá, porque se los decomisan. “Separan a mujeres por un lado, hombres por otro, y revisan. (…) tú ni siquiera hablas con nadie de la embarcación, solo das el dinero y ya”.

7 horas después, la embarcación salió. “Se dice que son 12 horas, pero pueden ser más”, afirma Ana. En su caso, el viaje duró más de un día y durante su travesía una pieza del motor se dañó y el bote se accidentó en medio del río Orinoco. Cuenta que estar varados en el Orinoco fue desesperante. Entre los 25 pasajeros, Ana contó 10 niños de todas las edades, incluso de meses. Una mujer con cuatro niños iba en la lancha techada, y no había llevado comida suficiente para alimentar al grupo durante el viaje.

A pesar de todo, una curiara llegó para auxiliarlos la mañana siguiente y al mediodía del 27 de agosto retomaron navegación hacia Guyana.

El trayecto por el mar es difícil, pensaba que me iba a morir”, contó la joven sobre el recorrido. A las 8:00 de la noche arribaron al poblado Charity, al occidente del río Esequibo.

Desde aquí, la pareja tomó un ferry hasta Parika-Esequibo, la ciudad que hoy es su hogar, al oriente del río homónimo.

Valió la pena, absolutamente. Aquí me siento tranquila, es un pueblo, pero tengo de todo, hay supermercado, farmacia…”, comenta, aunque añora estar de nuevo con sus padres en San Félix.

El lioso viaje es la única forma de llegar a Guyana desde Ciudad Guayana. En 2015, autoridades guyanesas prohibieron el aterrizaje en su territorio de los vuelos de la aerolínea estatal Conviasa por la deuda que tenía con los aeropuertos de ese país.

En 2014, Ana Delgado pagó 9.800 bolívares por un boleto de Conviasa ida y vuelta a Guyana. En 2016 pagó 80 mil, en efectivo, para viajar en una embarcación incómoda que, de paso, se accidentó.

Las demás aerolíneas que salen de Venezuela a Guyana hacen escala en Trinidad, por lo que el pasaje no es asequible. “Irnos en bote era la única forma de llegar a Guyana. Y valió la pena”, concluye.

Ana y su esposo, forman parte de más de un millón 800 mil personas (cerca del 7% de la población nacional) que en los últimos 17 años, decidió irse del país buscando mejores opciones de vida.

Con información de Correo del Caroní

Leer también:

¡VENEZUELA EN REVOLUCIÓN! Reportan invasión y destrozos en una finca de Táchira

Que triste la situación que nos ha tocado vivir a los venezolanos. No olvides dejarnos tu comentario.



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top