Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡DONDE LE DUELE! Ricardo Haussman a Diosdado Cabello: “Cada ladrón juzga por su condición”

El profesor y director del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard, Ricardo Hausmann, rechazó este viernes el audio difundido por el presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello en su programa “Con el mazo dando”, asegurando que lo que se difundió “fue una conversación que editaron, para tratar de evitar que el resultado fuese peor”. Así lo reseñó una entrevista de Hausmann para Konzapata.

No imaginó el profesor y director del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard que el gobierno de Venezuela grababa su conversación con el presidente de las empresas Polar, Lorenzo Mendoza. No está molesto porque lo que salió al aire “no es recriminable” pero sí califica la conducta del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, como “un intento de criminalizar un comportamiento legítimo y razonable y un reflejo más de las mentes criminales que nos gobiernan”.

Profesor-de-Harvard-Ricardo-Hausmann-Economista-Venezolano-2-800x533

¿No imaginaron que podían estar siendo grabados?

– Yo vivo en Estados Unidos y aquí uno supone que vive con ciertos derechos. Si yo tuviera la certeza de que esa llamada fue grabada por algún funcionario del gobierno de Estados Unidos, lo demandaba. Pero tratándose de Venezuela, no tiene sentido perder el tiempo. Yo prefiero ver a Diosdado Cabello preso por otros de los muchos crímenes que ha cometido. Pero lo que salió al aire fue una conversación que editaron, para tratar de evitar que el resultado fuese peor. Y aún así lo que salió al aire no es recriminable. La comunidad financiera ayuda a los países en problemas. Y todo el mundo entiende que Venezuela es el país al que le va peor en todos los índices: Inflación, crecimiento, escasez, desabastecimiento…De modo que el Fondo Monetario Internacional (FMI) está ayudando a una gran conjunto de países y no se entendería por qué Venezuela no le podría pedir ayuda. Es interesante que la política actual del gobierno es pagarle a los bonistas capitalistas y no proponerle un cambio de deuda. Seria incluso inaceptable porque la comunidad internacional no está para ayudar a los bonistas sino a los países. Un gobierno socialista se ufana de pagarle completo a Wall Street y no a los productores, los empresarios, los farmacéuticos, los que tratan de fabricar productos en Venezuela.

­Cabello aseguró que ustedes cobran comisión por conseguir dinero del FMI.

-­Cada ladrón juzga por su condición. Es como si el FMI estuviese tratando de vender una mercancía. En su momento, el gobierno de turno verá como se relaciona con el FMI y será el gobierno de turno el que usará esos recursos. El FMI es una organización cuyos miembros son 180 países y allí nadie puede cobrar comisión alguna por nada. No ocurre así con los prestamos chinos, donde está muy bien documentada la corrupción rampante que ha existido en el gobierno de Venezuela al solicitar esos préstamos.

–¿Podría explicar cómo funciona el mecanismo de solicitar ayuda al FMI?

– La diferencia entre acudir al FMI y no a los bancos chinos, es que el FMI presta a tasas bajas, a cambio de que tomemos medidas que te permitan convertir en un país solvente. Con China no es igual, porque a China le importa muy poco si ese dinero se lo roban o lo malgastan. Solo piden que le garantices la plata con petróleo y que le des privilegio a las empresas chinas. Nos prestan unos fondos secretos con fines secretos.

Venezuela ha tratado de financiarse con la ayuda del Banco de Desarrollo de China (BDC) y el BDC otorga préstamos en términos secretos, para usos corruptos que no se divulgan, y que incorporan privilegios para empresas chinas en sectores como telecomunicaciones (Huawei), línea blanca (Haier), automóviles (Chery)
y la perforación de pozos petrolíferos (ICTV). Los chinos no han exigido que Venezuela haga nada para aumentar la probabilidad de recuperar su solvencia, tan solo exigen más petróleo como garantía. Sean cuales sean las deficiencias del FMI, en comparación, el BDC es una vergüenza.

-­La conversación sobre acudir al FMI, sugiere que ustedes tienen mucho optimismo en relación al futuro próximo del país…

-­Todas las encuestas dicen que 90 por ciento de los venezolanos opina que el país va por una mala dirección. Yo me dedico a pensar académicamente qué es lo que pueden hacer mejor los países para mejorar su situación. Yo he trabajado en más de 50 países y lo de Venezuela lo hago en mis ratos libres, porque Venezuela es mi identidad, mi país. Y en algún momento el país va a querer tomar otro rumbo y hay que tenerlo bien pensado para que la cosas salgan bien. En un país normal, a una persona que se dedique a pensar en alternativas positivas para su país, aún si no llegaran a concretarse, eso se agradecería.

¡No olvide dejar sus comentarios!



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top