Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡EL CHAVISMO BUSCA SALIDA! Aristóbulo Istúriz como presidente de Venezuela por Carlos Blanco

Conocí a Aristóbulo Istúriz como un hombre inteligente y grato. Hicimos el programa “Blanco & Negro” en Globovisión, bajo el entusiasta impulso de Alberto Federico Ravell y fue una buena época de debate. Tenía un espíritu abierto, lo que contribuyó a que nuestro programa fuese diálogo creador.

Ese espacio terminó porque Aristóbulo estaba próximo a ser requerido por Chávez como Ministro de Educación y a mí se me abrió una inapreciable oportunidad académica en el exterior. Después de esa época no nos vimos, aun cuando conversamos unas pocas veces por teléfono.

ARISTOBULO-ISTURIZ

Más adelante Aristóbulo se sumergió en una radicalización política y verbal que no se compaginaba con el talante que le había conocido. Sin embargo, en las recientes elecciones, como resultado de la derrota colosal del régimen, tuvo un tono autocrítico y la semana pasada volvió a hablar de las colas y la escasez como elementos del desastre electoral rojo.

Él sabe que el volcán que se mueve en las entrañas de la sociedad está a punto de explotar y cuando habla de escasez se refiere al descomunal fracaso del régimen del cual ahora es la segunda – ¿la tercera? – figura.

Sin embargo, el papel que creo que le corresponderá pronto, es el de reemplazar a Maduro una vez que se produzca lo que parece inevitable: su renuncia. En términos constitucionales, Aristóbulo podría tener la misión de ser Presidente hasta las inmediatas elecciones presidenciales de este año.

Si Aristóbulo asume la presidencia de la República tiene tres caminos:

  • Intentar seguir por el precipicio de Chávez-Maduro, lo que conduciría a catástrofes impensables;
  • También podría designar un Vicepresidente de consenso con la oposición, y luego renunciar para que éste personaje conduzca la transición (desde luego no sería un “notable”; todos ya muertos después de haber propiciado la devastación actual)
  • O podría constituir un Gabinete de emergencia y de consenso, cuya primera medida para descomprimir el país, sería la liberación de los presos políticos y el retorno de los exiliados, e implementar un plan masivo de suministro de alimentos y medicinas al país.

En cualquier caso, elecciones presidenciales ya.

Venezuela está en una situación catastrófica. Para enfrentarla, variados actores pueden tener la palabra, pero hay cuatro que serán claves: Henry Ramos Allup, representante de la legitimidad popular indiscutible y reciente; Aristóbulo Istúriz, posible cabeza negociadora del régimen que muere; Vladimir López Padrino, el que guarda las escopetas. Y las masas a punto de rebelión generalizada.

Por Carlos Blanco / Confirmado.



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top