Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡EMBATES DE LA CRISIS! Los productos básicos que hoy son un lujo para los venezolanos

¿Quién iba a imaginar que una lata de atún se convertiría en un lujo para los venezolanos? Era uno de los alimentos más económicos, considerado por muchos como “comida de pobre”. Comprar media docena de latas de atún, solo por mencionar uno de los productos más escasos y caros de la Venezuela actual, supone un duro golpe al bolsillo.

Composición Maduradas / Créditos: ‏@periodismovzla1 / AFP

Composición Maduradas / Créditos: [email protected] / AFP

Un trabajo de Daniel Pardo para BBC Mundo recoge algunas historias alrededor de esos alimentos que hoy representan, por sus costos, un lujo para los ciudadanos de este desvencijado país.

A continuación reproducimos parte de ese trabajo:

En un andén de las desenfrenadas calles comerciales de Petare, en Caracas, Jefferson Manzano acaba de comprar 100 gramos de café molido. Empacado y sellado con esmero, el paquete de café es tan grande como una caja de chicles. A su vez Manzano compra 50 gramos de leche en polvo y 20 de azúcar. Los tres paqueticos le caben en el bolsillo del pantalón.

“Es para el café del domingo”, dice, como quien guarda sus mejores reservas para el desayuno de aquel día libre de la semana.

A medida que la escasez en Venezuela se exacerbó, lo que antes era rutina ahora se ha vuelto un lujo.

La Encuesta de Condiciones de Vida, realizada por tres universidades venezolanas, reportó en 2015 que al 87% no le alcanzaba el ingreso para comprar lo básico.
Y este año la escasez -que se añade a una inflación desbordada y una recesión histórica- no ha hecho sino profundizarse.

Con eso, los tiempos en que hasta los más pobres comían carnes, quesos y chocolates -cuando Venezuela lideraba los índices de consumo en la región- pasaron al cajón de los recuerdos.

En el mercado
Pocas personas en Venezuela añoran y conocen tanto esas épocas de abundancia como los vendedores del mercado popular de Quinta Crespo, en el centro de Caracas.
Allí la mayoría de puestos están administrados desde hace décadas por la misma persona, o familia; muchos inmigrantes españoles o portugueses encontraron acá refugio y, sobre todo, oportunidades.

Astrid, una portuguesa, dice que en los 50 años que lleva vendiendo hortalizas en Quinta Crespo “nunca había visto que la gente no comprara por kilo”. “Antes no le paraban: compraban de a dos y tres kilos por producto, pero ahora es que una cebolla acá, dos tomates allá, tres zanahorias y ya”, afirma.

La frase la repite el de los plátanos, que ahora le compran por unidad; y el de los frutos secos, que descontinuó la versión mezclada; y el de los huevos, que vende la unidad por el precio que antes ofrecía el cartón.

Los charcuteros dicen tener un dato revelador: ya no están vendiendo el pollo entero.
Por dos razones: la gente considera más rentable comprarlo por partes y el precio del pollo entero es fijado por el Estado, en uno de los controles que según economistas generan la escasez.

Venderlo así, pues, permite saltarse las regulaciones que afectan la rentabilidad.
Pero en estos puestos hay otra práctica nueva: las patas y la carcasa del pollo, que antes botaban a la basura para el goce de perros y gatos, se están comprando más que muslos y pechugas.

“Como me resulta muy costoso comprar pollo, al menos con las paticas hago una sopa que me sirve de reemplazo”, dice Johana Romel, cliente regular de Quinta Crespo.
Con el pescado pasa lo mismo: el mero, el pargo y el salmón se venden poco o nada y en su remplazo han surgido la sardina, el roncador o el coro coro, considerados de menor nivel.

Incluso el señor que vende botellas de vidrio usadas dice que el sacrificio de lo imprescindible le ha afectado, “porque la gente ya no tiene plata para hacer la salsa de ají dulce o el ponche de crema”, productos que antes eran obligatorios en toda mesa venezolana.

Siga leyendo este trabajo de Daniel Pardo en BBC Mundo

Lea también: ¡URGE! CIDH pide al gobierno de Maduro combatir la escasez de alimentos y medicinas

¡Vaya despeñadero por el que nos ha lanzado este gobierno nefasto! Deje sus comentarios



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top