Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡EN LA CALLE! Tercerizados de Pdvsa: Dormimos en el piso, tenemos que mendigar y pedir dinero

Es mediodía y llovizna en Caracas. En la sede de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en La Campiña, una enorme valla muestra el rostro del expresidente Hugo Chávez, junto a la frase “En cualquier circunstancia, nosotros debemos garantizar la marcha de la Revolución Bolivariana”. Frente a ella, un grupo de trabajadores tiene 28 días protestando por su despido “injustificado” de una contratista de la petrolera.

Varios usan sus antiguos uniformes rojos con el logo de Pdvsa. Sentado en una acera, un hombre de unos 50 años come arroz con pollo en un envase de plástico. La comida la hicieron en la misma acera donde duermen y pasan el día.

tercerizados-pdvsa-2

Todos forman parte del Frente de Trabajadores del Coque y Azufre, y trabajaban en el Complejo Petroquímico José Antonio Anzoátegui. Perdieron sus empleos luego de que la firma de la que formaban parte dejó de hacer negocios con la estatal petrolera. Jesús Urribarri, a quien los manifestantes llaman “líder”, afirma que el mes que tienen en Caracas, han tratado por todos los medios de conseguir quién los ayude a recuperar sus empleos, hasta a Miraflores y la Asamblea Nacional se han acercado, sin éxito alguno.

El vocero comenta que pasaron tres días frente al Capitolio y no consiguieron ninguna respuesta. Luego fueron a Miraflores, donde por medio de un contacto pudieron comunicarse con Wills Rangel, Presidente de la Federación de Trabajadores Petroleros; y con Eulogio del Pino, presidente de Pdvsa y nuevo ministro de Petróleo y Minería. “Tampoco han asumido un compromiso con nosotros por escrito”, detalla.

“Dijeron que nos iban a ayudar cuando se forme la nueva empresa que se va a llamar Petro-San Felix, la promesa que hizo Wills Rangel es que nosotros vamos a migrar a esa empresa, pero no nos vamos a mover de aquí. Nos vamos cuando nos contraten en la empresa”, afirma el trabajador.

tercerizados-pdvsa-1

Urribarri, quien subraya que todos los manifestantes son chavistas, revela que se sienten decepcionados de la forma como los han ignorado en la petrolera. “Estuvimos apostados en el medio de la carretera los primeros tres días y nos decían de todo. Los de oposición nos gritaban ´Bueno, ustedes votaron por Chávez, ¡Sigan votando por ellos!´, por la otra parte tampoco recibimos el apoyo (…) Incluso se nos ha negado el ingreso a las instalaciones sanitarias de Pdvsa, tampoco nos han dejado pasar a los Mercal (operativos de venta de alimentos) que hacen allá adentro”.

Están apostados en la calle El Empalme, zona donde abundan restaurantes y comercios, y se resguardan de la lluvia en un techo de metro y medio de largo, bajo un balcón. “Hace poco pasamos un tremendo aguacero en la madrugada, eso fue feo”, cuenta Urribarri.

Cuentan que los vecinos de La Campiña han sido amables con ellos, y también los transeúntes, llegando incluso a regalarles paquetes de arroz para que preparen algo de comer. Su meta es clara: no levantarán la protesta hasta que sean parte de la nómina de Pdvsa.

“Es injusto que me hayan quitado el pan de la boca”

tercerizados-pdvsa-3

Luz Mary Izquierdo está sentada en la acera. Sostiene una carpeta con cartas y comunicaciones y está esperando su ración de arroz con pollo. Viene de Puerto La Cruz, dejó a sus 5 hijos a cargo de su esposo, quien resuelve la situación de desempleo “matando trigritos”. Luz forma parte de los 700 empleados despedidos de la contratista hace un año.

“Mi esposo me apoya, me dice que luche por mis derechos. Bastante trabajé para estar donde estoy. Es injusto que me hayan quitado el pan de la boca, nos despidieron por corrupción”, dice. Cuando se eliminó la tercerización, la contratista dejó de recibir trabajo, por lo que los despidieron, cuando el decreto del entonces presidente Chávez afirmaba que debían ser absorbidos por la empresa matriz.

Cuando llegaron a Caracas para la protesta, eran más de 40 trabajadores. Hoy están unos 15, pues la situación económica para mantenerse en la ciudad se les ha hecho insostenible. Entre los que protestan hay 5 mujeres, quienes también han tenido que soportar las noches a la intemperie y para quienes la situación de los baños es más complicada.

“Gracias a Dios hasta los momentos no nos han molestado ni hemos sufrido por la delincuencia. Estamos bajo el sol y la lluvia y es difícil dormir aquí. Para el baño nos ha apoyado la panadería que está arriba”, relata la mujer.

tercerizados-pdvsa-4

Un mes en la calle y sin respuestas

“Ve cómo estamos viviendo aquí, dormimos en el piso, hacemos la comida aquí, tenemos que pedir para comprar el sustento”, se queja Izquierdo. Al mismo tiempo advierte que esperarán en el lugar hasta el lunes, fecha en la que Wills Rangel les ofreció dar respuesta a su caso.

“Lo que nos queda es pedir dinero, porque ya estamos en cero. Nosotros dormimos aquí en el piso, y pedimos dinero para comprar comida, cocinamos en un reverbero con una bombona”, señala “el líder”, quien también se queja de la poca difusión que ha tenido su protesta.

Como a Urribarri, al resto de los afectados le preocupa el poco centimetraje que han tenido en los medios de comunicación. A esto le atribuyen que la noticia no haya llegado a oídos del presidente Nicolás Maduro. “Él no sabe que nosotros estamos aquí”, afirma uno de ellos. “¿Eso va a salir en un periódico o en televisión?”, pregunta otro. La perspectiva de que la noticia sería publicada en la web los desanimó. “¿Pero eso se puede leer fuera del país?”, consultó otro. La afirmación fue como un alivio: “Ah bueno, por algún lado se tiene que enterar Maduro”.

Información de El Cooperante.



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top