Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡ENTÉRATE! 5 diferencias entre la lista Tascón y la nueva lista de firmantes

Para muchos aún es inolvidable aquel momento en el que la lista Tascón hizo estragos. Entre el 2003 y 2004, nadie hablaba de algo distinto al referéndum revocatorio contra el presidente Hugo Chávez.

Foto: La Patilla.

Foto: La Patilla.

En aquellos años, gran parte de los venezolanos consideraron que Chávez no estaba haciendo bien su trabajo y Venezuela iba a terminar mal, ¡grandes sabios! Sin embargo, la situación no era tan crítica y Chávez siguió en el poder, patrón que seguramente no se repetirá esta vez con el presidente Nicolás Maduro.

En esta oportunidad no hizo falta la lista de firmantes publicada por Luis Tascón para que el Gobierno tome venganza.

Aquí 5 diferencias en la lista Tascón y la nueva lista de firmantes

1. La sorpresa

En 2004, cuando se publicó la lista, la mayoría de los venezolanos se asombraron y conmocionaron ante el hecho. Pensaron que su opinión se mantendría tal cual como un voto secreto y no fue así.

Esta vez, los funcionarios sabían que pondrían en peligro su trabajo. Ya los habían amenazado en varias oportunidades, pero la crisis pesó más que eso y salieron a firmar.

2. El miedo

En 2004 muchos se abstuvieron de firmar contra Chávez por medio a que le negaran privilegios del Estado, les quitaran sus trabajos –como en efecto pasó– o sencillamente, tomaran represalias contra ellos.

Esta vez, a los firmantes no les importó nada de eso. Decían constantemente ¿se podría estar peor? ¡No hay más nada que perder! Y se daban ánimos unos a otros, con tal de ver la luz al final del túnel. Esta vez no hubo miedo.

3. Escarnio público descarado

Aunque en aquel momento se sabía quiénes firmaron y quienes no gracias a las fotos, videos y hasta huellas dactilares que solicitó el CNE a los firmantes, no hubo una lista publicada en web.

Esta vez podría decirse que no fue tan descarada la situación como en aquella oportunidad en la que no pensaron dos veces antes de publicar nombres, apellidos y números de cédula de los firmantes.

4. Hubo un precedente

Antes de que se dieran a conocer las intenciones de un referéndum revocatorio, el Gobierno ya estaba en plena jornada de recolección de firmas contra el decreto del presidente estadounidense, Barack Obama, que calificaba al gobierno venezolano como una amenaza.

El hecho de que existiera este precedente hizo que los directivos de entes públicos ya conocieran más o menos a qué empleados tenían en su control ideológico y a quienes no. Pues en su momento los obligaron a firmar contra Obama, ¡y pobre de aquellos que no quisieron!

5. Presión desde diciembre

El 6 de diciembre, cuando se dio a conocer que la oposición logró ganar la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional, el Gobierno se puso alerta. Desde ese momento comenzaron a ejercer presión diciendo que iban a botar a todos los escuálidos que trabajaran en entidades públicas.

Esta presión no la tuvieron en 2004, pero esta vez les sirvió para seguir asustando a los trabajadores hasta que se convirtieron en firmantes.

¡Esta vez no hay miedo! No olvide dejar sus comentarios



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top