Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡ENTÉRATE! “Los guardias me felicitaban” reveló joven detenido por levantar cartel en CNE

¡Nadie le quita lo baila’o! El joven detenido ayer en Caracas por llegar al Consejo Nacional Electoral (CNE) contó su experiencia tras ser agredido y arrestado por mostrar un cartel en la sede del ente comicial.

La mañana del miércoles 11 de mayo, Diego Hernández se levantó con la firme convicción de ir a marchar. Lo que no sabía es que la convocatoria se quedaría atrás, en los piquetes de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), y que le tocaría ir a él solo hasta el Consejo Nacional Electoral (CNE) para ser la única voz en pedir el revocatorio frente al organismo comicial.

Foto: @odelopez

Foto: @odelopez

El joven de 36 años logró escabullirse de los cuerpos policiales que bloquearon la movilización hacia la sede del Poder Electoral, pero no de la represión. Sin bombas lacrimógenas ni perdigones, un GNB arrebató a Diego su pancarta que exigía el referendo revocatorio. Fue uno solo. Pero otros más, lo felicitaron puertas adentro, donde estaba detenido, por sus actos y su determinación. “Ellos también están pasando lo mismo que nosotros”, expresó vía telefónica tras ser liberado.

Aunque el CNE estaba custodiado y cercado hasta los “tequeteques”, pudo colarse a través de una pequeña entrada entre las rejas en la sede del Poder Electoral. Ahí fue donde dijo la frase que se volvería viral después de su detención: “Queremos elecciones para que no haya derramamiento de sangre en Venezuela, estamos en un punto crítico…”. Ahí fue también cuando, de golpe, un funcionario de apellido Lugo le arrancó la pancarta.

Unas 10 horas pasó el estudiante de derecho en un sótano de la GNB en las cercanías del Palacio de Justicia. Sentado y esposado, le dieron comida y esperó a que fueran las 9:00 pm, momento en el que se hizo su presentación. A pesar del trato de Lugo, Diego aseguró que los demás guardias lo trataron bien durante su detención, reseñó Efecto Cocuyo.

“Los mismos guardias me felicitaban”, relató. “Me decían ‘chamo, no tengas las manos atrás que tú no eres ningún delincuente. Me felicitaron por mis actos y por mi forma de protesta pacífica”.

Le hubiese gustado que más gente llegara junto a él al CNE, quería que fueran unas 50 personas que, al igual que él, marcharan al sitio a ratificar su firma por el referendo revocatorio. “Resulta que expresarse es un derecho. Transitar por todo el territorio es un derecho”, expresó. “Nadie va a venir a reconocer tu derecho; tienes que ir a ejercerlo tú”.



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top