Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

Giordani: “El país entró en terapia intensiva y no se han dado cuenta la gravedad de la catástrofe”

El exministro de planificación del Gobierno de Hugo Chávez Frías, Jorge Giordani, pide declarar una “emergencia revolucionaria”, que implica la renuncia de los dirigentes del Psuv tras la peor derrota electoral sufrida por el chavismo en su historia , así reseña la entrevista publicada en el portal Aporrea.

Foto: Entrevista Aporrea

Foto: Entrevista Aporrea

Giordani reseñó que se acelera la crisis de hegemonía, que en términos gramscianos, significa: “no estar con quien te apoya ni detener las fuerzas de los adversarios”.

Además expresó que “Hay que fundirlo todo, componer todo, refundir la república, el partido, el gobierno, las fuerzas armadas del pueblo, estamos en momentos de refundición de la república”.

El pueblo dijo “¡Basta no nos la calamos más!”…”parecen autistas”, acotó.

“Tiene que surgir una unión desde la base, por supuesto, en unión con a la Fuerza Armada Bolivariana para conformar un gobierno popular democrático”, afirmó.

Giordani, además, se preguntó si la dirigencia de la maquinaria roja vive en el país de “Alicia en el mundo de las maravillas” al negar su responsabilidad en la debacle electoral del seis de diciembre.

“La debacle es de este lado, cuando esas cosas pasan, y los responsables se tienen que poner de lado”, añadió.

A continuación la entrevista completa publicada en el portal aporrea:

A raíz de la situación por la que atraviesa el país, Jorge Giordani nos concede una entrevista en uno de los rincones preferidos de su hogar, donde nos acompañan dos enormes fotografías que muestran la figura legendaria de Hugo Chávez en aquel mítico discurso bañado por la lluvia, pronunciado ante las masas el 4 de octubre del 2012; y de la no menos legendaria, del hidalgo caballero, Don Quijote de la Mancha con su escudero, Sancho Panza, representados en una estatuilla; lo que nos indica dos aspectos importantes en los ideales de Jorge Giordani.

Al entrar en la materia, Giordani, exministro de planificación y finanzas en los gobiernos de Hugo Chávez y comienzo del de Nicolás Maduro, plantea que hay una crisis de hegemonía, un proceso que viene, desde hace muchos años, que pasa por el Pacto de Punto Fijo en enero de 1958, al estallido popular de febrero de 1989, las rebeliones militares de 1992 y alguien que surge de las entrañas de la tierra, el comandante Chávez; lo cual es una crisis que se observaba desde los últimos tiempos de CAP y de Caldera y en la que Chávez permitió que esa crisis de hegemonía que estaba estallando tuviese como una válvula de presión, como él mismo lo acotó “Yo soy una garantía para este pueblo”. Luego con la enfermedad de Chávez, desde el 2011 y con su siembra en el 2013, los años 2014 y 2015, se acelera la crisis de hegemonía, que en términos gramscianos, significa: no estar con quien te apoya ni detener las fuerzas de los adversarios.

Acota Giordani, la falta de dirección política actual, que si la tenía Chávez y que posterior a su desaparición surgen muchos grupos. Nos habla sobre las advertencias de mucha gente, de lo que se veía venir, incluyendo la de él, expresada a través de su famosa carta publicada el 17 de junio del 2014; que lo expone en su libro “Encuentros y desencuentros en una construcción bolivariana”, el cual presentamos en una entrevista publicada el 10 de junio del presente año; donde manifiesta, que el país entró en una terapia intensiva que se hizo irreversible y quienes la conducen, desde el Gobierno, el Partido y el Estado, no se han dado cuenta de la gravedad de la catástrofe y por eso es necesario declarar una emergencia revolucionaria.

Acerca de las medidas de emergencia que plantearon en la rueda de prensa del pasado miércoles 9, respondió con una especie de metáfora, “refundir”, la que explica, que es como una obra de cristal Murano que se rompe en añicos y se desmorona y luego no se puede pegar pedacito a pedacito, sino que hay que fundirlo todo, componer todo, refundir la República, el Partido, el Gobierno, las Fuerzas Armadas del pueblo, estamos en momentos de “Refundición de la República”.

Explica, las razones del electorado: se abstuvieron por rebeldía, fue una rebelión con lo que estaba ocurriendo, dijeron “¡basta no nos la calamos más!”, muchos se abstuvieron y la oposición prácticamente no aumentó el número de votos, la debacle fue de este lado. Cuando esas cosas suceden en la vida política, prosigue, los responsables se tienen que poner de lado, tienen que haber otros elementos que conformen la nueva situación, alega, que pareciera que estuvieran viviendo en el mundo de “Alicia en el país de las maravillas” y que no se puede perder ni un minuto de tiempo en esto, enfatiza, que tiene que surgir una rebelión desde la base, en unión con las Fuerzas Armadas Bolivarianas, que se conforme un gobierno popular y democrático. Advierte que están desesperados, lo más seguro, es que los más irresponsables, los que han acumulado riquezas, se vayan del país.

Con respecto a los responsables de esta crisis, les hace un llamado a que renuncien, los del Partido, pero no para una recomposición detrás del palacio, de “tu o yo”, enfatiza, que tiene que surgir de la base una rebelión popular que diga, este proceso tiene que continuar porque no se puede echar por la borda y aquí hay responsabilidades.

Dice tener la conciencia tranquila, estar sereno, por supuesto con responsabilidades. Hace referencia sobre la interrupción violenta de la rueda de prensa (por un grupo que los acusaba y confundía con Miquelena) de lo que discrepa diciendo, que no es así que se organiza disciplina en un movimiento popular, los responsables intelectuales de ese hecho están sembrando el fascismo en el interior del proceso revolucionario y eso va a ser un búmeran, agrega, que el presidente Chávez era un permanente cuestionador, que es una dialéctica argumentativa, pero que ellos están ensimismados en esa cúpula que creen que es del poder, no tienen poder porque no tienen autoridad y perdieron ahora la legitimidad, porque el pueblo dijo basta y no se han dado cuenta todavía, y es muy peligroso, porque podría venir un Pinochet a nombre de Bolívar.

A lo largo de esta entrevista, también tocó los temas, sobre la falta de productividad, el clientelismo y la corrupción que han contribuido a esta debacle del proceso revolucionario.



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top