Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡IGUAL QUE EL TÍO! Abogados dicen que narcosobrinos son “demasiado estúpidos” para ser narcos

Los abogados defensores de los sobrinos de la pareja presidencial parecen quedarse sin argumentos. Este lunes, en su discurso inicial de presentación ante el jurado aseguraron que los jóvenes, Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, son demasiado “estúpidos” para tratarse de grandes narcos con poder, como lo refiere la fiscalía.

Según la defensa, los sobrinos de Cilia Flores son “estúpidos” y “novatos” que intentaban ganar millones sin entender nada del narcotráfico y cayeron en una trampa de la DEA. ¿Quién les cree?

Composición Maduradas

Composición Maduradas

Los abogados de los acusados aseguraron que sus clientes son víctimas de una trampa tramada por la DEA y el gobierno estadounidense. “Fue una operación encubierta, un escenario creado para atraparlos. Nunca les encontraron drogas reales”, dijo John Zach, defensor de Campo Flores.

“La conexión política va al corazón de esta operación”, los perseguían “con entusiasmo por ser quiénes son, y por el país al que pertenecen”, dijo Michael Mann, abogado de Flores de Freitas.

Los jóvenes sí conversaron con tres supuestos narcos que eran informantes de la DEA, pensando que podrían ganar hasta 20 millones de dólares a cambio de hacer nada, de tan “estúpidos”, “novatos” e “inexperientes” que son, dijeron ambos defensores.

“No es un secreto que el gobierno de Venezuela está enfrentado a Estados Unidos. Efraín no es el barón de la droga que el gobierno nos quiere hacer creer (…). No tiene una posición en el gobierno venezolano. No vive en la Casa Blanca venezolana”, sostuvo Zach.

“Hubo un puñado de decisiones estúpidas, estúpidas de mi cliente y su primo que no equivalen a una conspiración criminal (…). Efraín y Franqui eran demasiado estúpidos y demasiado inexpertos” para darse cuenta de que esto era una trampa, y “nunca hubieran podido producir 800 kg de cocaína”, añadió.

Según el abogado, los informantes recibieron casi dos millones de dólares del gobierno estadounidense por obtener evidencia contra los venezolanos.

Mann atacó duramente su credibilidad. Dijo que los dos, que se hicieron pasar por jefes del cártel mexicano de Sinaloa -un padre y su hijo- son unos “grandes mentirosos” que mientras tramaban cómo engañar a sus clientes se involucraban ellos mismos en operaciones de narcotráfico en Venezuela, por las cuales fueron declarados culpables hace unos meses.

También dijo que estos dos informantes “corruptos” y otro con el cual los sobrinos se reunieron en Honduras grababan o no evidencia a su conveniencia, y destruían evidencia si eso les favorecía.

Cuestionó asimismo la confesión de ambos jóvenes a un solo agente de la DEA que hablaba en español en el avión que los trasladó de Haití a Nueva York tras su arresto, y que no fue filmada aunque el agente hubiera podido hacerlo con su teléfono.

Los acusados, por primera vez vistiendo trajes civiles, permanecieron en silencio mientras escuchaban la traducción simultánea del inglés al español.

La máxima pena por sus delitos es la cadena perpetua.

El juicio se extenderá por unos diez días, y tendrá como testigos a los informantes de la DEA que se reunieron con los dos venezolanos, entre otros.

Información de AFP.

¿Estupidos novatos o Narcos con poder? No olvide dejar sus comentarios.



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top