Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡IMPERDIBLE! Ofensa económica: Acertado análisis sobre la supuesta “ofensiva” de Maduro

Ofensa económica. Porque el resumen del evento de para solventar la crisis, ha sido una ofensa, no una ofensiva. Encuentro Nacional para el desarrollo del modelo productivo, rezaba la gigantografía que decoraba el escenario del teatro Teresa Carreño. El eslogan del evento era: “El reto es producir”, una tristísima manera de admitir que nada de lo hecho hasta ahora ha sido productivo.

El ministro Luis Salas inició el acto invitando a preguntarse: “Frente a esta crisis, ¿qué haría Chávez?” , afirmando que el plan de la patria es la ruta estratégica que debe guiarnos en esta coyuntura. Era el momento de apagar el televisor, pero el ministro prometió un video. No se reprodujo.

Foto: AFP

Foto: AFP

Se realizó la introducción a la cadena nacional y conectó con el video, que fue abruptamente interrumpido para dar paso a Nicolás que ya hablaba de una crisis que amenaza la seguridad social y la estabilidad política del país. Por eso convocó a un diálogo para la acción, pero una vez más, él no dialogó. Se limitó a un monólogo agresivo e insultante, en el que admitió que por naturaleza no puede ser ni empresario ni capitalista, un argumento que daba para acabar con el evento.

Nicolás insiste en explicar la crisis que atravesamos con la caída de los precios del petróleo, la guerra económica, el precio de dólar paralelo y el odio de la oligarquía colombiana. Conminó a “tomar las riendas del mercado petrolero”, luego de asegurar que había conversado telefónicamente con Hasán Rouhaní, presidente de Irán, para felicitarlo y cuadrar estrategias comunes para estabilizar los precios del mercado. -O el traductor le mintió, o él no entendió-.

La oportunidad

Todos, desde los militantes-periodistas de VTV hasta el último entrevistado, hablaron de la crisis como una oportunidad. “Venezuela puede”, afirmaba Nicolás. Pero no con él. Ni con el control de cambios, el de precios, la impresión de bolívares, la nómina del sector público ni la evasión de esta crisis. Ocultándola no la minimizan.

Las medidas están listas, aseguró, pero tienen que ser discutidas, como si nos sobrara tiempo. La oportunidad que señala Nicolás, se resume en un déficit de más de 20 puntos del PIB. Con el barril a $20, prometió que seremos una potencia petrolera; pero mientras eso llega, vamos a diversificar la economía, justo cuando las exportaciones representan apenas un 3% del total.

El decreto

Nicolás afirmó que no tiene nada que perder, que él es libre, feliz; que es el mismo de siempre. También aseguró que espera que el decreto de emergencia económica sea aprobado de manera unánime por la Asamblea Nacional. Como si la economía se tratara igual que la política, como si la recuperación económica no estuviera casada con la productividad sino con los acuerdos. El Parlamento será entonces el obstructor de la salvación, de un modelo fracasado que aún suspira por el artificial precio de $100 por barril, mientras sigue evadiendo lo que tiene que hacer, acercándonos al peor escenario de ingobernabilidad.

Consejo Nacional de Economía Productiva

Juramentó a 45 personas que deberán ponerse de acuerdo sobre las medidas económicas que hay que tomar. No explicó cómo van a lograrlo en el menor tiempo posible. No anunció la devaluación. Si con el Consejo espera compartir el costo político de las medidas, será una estupidez de logro versus tantos años de inacción. Es la hora de romper con el viejo modelo rentista petrolero, repitió varias veces; como si el modelo fuese ejecutado por nosotros y no por su Gobierno.

Nicolás no quiere que nadie se meta con Venezuela, mientras fingía ira por las declaraciones de Mariano Rajoy, hablando del desempleo y la crisis política española, ¿ustedes me ven a mí hablando de España?, preguntaba mientras hablaba de España.

Citó a Einstein: “No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo”, mientras pedía apoyo para una Habilitante más feroz. Según él, lo que tenemos no lo vemos hasta que lo perdemos. Es una frase que podrá repasar muchas veces cuando deje de ser poder. Mientras tanto, está seguro que vamos a ir a victorias tempranas en la economía, aunque ya estemos colapsados. ¿Qué entenderá ese hombre como temprano?

En sesión permanente

Así se declaró la Asamblea Nacional este martes para evaluar el Decreto de Emergencia Económica, que será sometido a votación el próximo viernes. Con esta decisión el Parlamento podrá ser llamado a sesión de inmediato y no con 24 horas de anticipación. Se conformó una comisión especial para evaluar el decreto, presidida por el diputado José Guerra. Ante esta comisión deberán comparecer los miembros del gabinete Ejecutivo para ofrecer los detalles necesarios. Ramos Allup aseguró que Aristóbulo Istúriz garantizó que asistirán a la AN los funcionarios convocados (Economía, Alimentación, Cencoex, PDVSA, BCV).

Más tilo, mis estimados.

Por Naky Soto.



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top