Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡JAQUE MATE! Seis encuentros y 37 días le bastaron a la DEA para apresar a los narcosobrinos

Un seguimiento digno de película tuvo de protagonistas a dos familiares muy cercanos de la pareja presidencial: Efraín Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas. Seis encuentros clave en 37 días le bastaron a la DEA (la agencia antinarcóticos de EEUU) para ponerle las esposas a los sobrinos de la primera “combatiente” Cilia Flores.

Composición Maduradas./ Créditos: @revistaclimax

Composición Maduradas./ Créditos: @revistaclimax

“Tengo 30 años y desde los 18 estoy metido en esto”, se escuchó la voz de Efraín Antonio Campo Flores en la sala de la Corte Federal del Distrito Sur en el cuarto día de juicio. Esa fue una de las tantas grabaciones claves que tenía la Fiscalía contra los sobrinos de la pareja presidencial. ¿Pero como lograron tener pruebas de tanto valor? Fue gracias a la DEA y su estrategia de cooperantes encubiertos.

Campo Flores, criado por su tía Cilia Flores, le contaba a un informante encubierto de la DEA (Agencia antinarcóticos estadounidense) que llevaba 12 años en el negocio del narcotráfico. El video se logró en una reunión sostenida en Caracas en octubre de 2015.

Para el momento, Efraín creía que hablaba con un socio para llevar a cabo el negocio del narcotráfico por lo que dijo muchas cosas que nunca debió decir, incluyendo frases como : “Aquí no entran los gringos, aquí no entra la DEA”.

Sin saber que se trataba de un cooperante de la DEA, Campo Flores le contaba a José Santos Peña, identificado en la operación como CS1 (Fuente Confidencial 1), que quería hacer este negocio con el socio de Honduras, para ganar un amplio porcentaje de la ganancia. Explicó que hizo unas negociaciones con un narcotraficante francés pero que no le había gustado porque tuvo problemas con el distribuidor que quería cobrarle 30 % de lo obtenido.

¿CÓMO COMENZÓ LA OPERACIÓN DE LA DEA? – EL CONTACTO “EQUIVOCADO”

La primera vez que se registró un encuentro fue en la paradisíaca isla hondureña de Roatán. Los primos Campo y Flores, movidos por el deseo de obtener dinero fácil para su consumo personal -según sus testimonios – contactaron a un hombre en silla de ruedas (El Sentado) para llevar la droga en vuelos legales desde Caracas, donde usarían su ascendencia política para pasar sin revisión. Sin saberlo, Campo y Flores hablaban con un informante de la DEA (CW1), un acusado por narcotráfico que negoció con las autoridades estadounidenses su reducción de pena a cambio de ayudar a capturar narcos.

El hombre avisó a la DEA que un par de venezolanos estaba por caer. Los sobrinos presidenciales viajaban en vuelos privados. Campo les aseguró que él estaría a cargo de manejar el trato en Venezuela y que él y Flores estarían presentes en el aeropuerto para la carga de cocaína en el avión.

También le dijo a los testigos cooperantes que el avión no sería seguido por la ley desde la partida de Venezuela porque “saldría de aquí como si… alguien de nuestra familia estuviera en el avión”.

Créditos: Informe fiscalía NY

Créditos: Informe fiscalía NY

LAS PRUEBAS

A petición de la defensa, la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York publicó las evidencias que inculpan a Campo y Flores por conspiración para introducir droga ilegal a Estados Unidos. Un total de 32 archivos fueron grabados en los encuentros llevados a cabo en Caracas, San Pedro Sula y Puerto Príncipe, entre el 4 de octubre y el 10 de noviembre por cooperantes de la DEA que se hicieron pasar por narcotraficantes.

Según el informe que publicó la Fiscalía, por cada encuentro se obtuvieron: un audio (el archivo de mayor duración) y varios videos (entre tres o siete por cada reunión). También interceptaron teléfonos y correos electrónicos.

En las conversaciones lograron determinar la ruta que seguiría la droga, los planes de vuelo, participantes, distribución del dinero de la operación y el destino. Entre ellos estaba Honduras, México y varias ciudades de los EEUU, cosa que lograrían con El mexicano (otro informante de la DEA).

Este viernes, Efraín Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas fueron hallados culpables de conspirar para traficar cocaína de alta pureza desde Venezuela hasta los EEUU.

Con información Univisión / Tamoa Calzadilla.

¡No olvides dejar tus comentarios!



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top