Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡LA LLEVARON A LA QUIEBRA! Paralizan suministro a Petróleos de Venezuela por falta de pago

Más de una docena de buques que transportan millones de barriles de crudo y de aditivos ordenados por Petróleos de Venezuela llevan semanas fondeados frente a las costas de Aruba, Curazao y de la península venezolana de Paraguaná debido a la falta de pago por parte de la estatal petrolera.

Según fuentes de la industria, entre 15 y 20 buques podrían llevar semanas ancladas esperando que sus compañías reciban los debidos desembolsos antes de atracar en las instalaciones petroleras, en una situación que muestra un agravamiento de los serios problemas de liquidez por los que atraviesa la empresa estatal.

Créditos: AP

Créditos: AP

“Tienen un problema gravísimo, hay compañías que tienen hasta siete barcos esperando. Hay barcos que ya llevan 45 días parados, hay otros que tienen dos o tres semanas”, dijo el ex gerente de PDVSA, Horacio Medina.

Algunas de las naves son tanqueros que llevan hasta 500,000 barriles de crudo livianos. Otros son barcos que transportan MBTE y otros componentes necesarios para la elaboración de gasolina, dijo Medina, quien mantiene contacto con funcionarios de la estatal petrolera.

Según información de la agencia internacional de noticias Reuters, uno de los buques fondeados se trata del tanquero Maran Pythia, contratado por Statoil, que cargó el 19 de octubre en Angola y lleva esperando en los alrededores de Curaçao para descargar desde principios de noviembre.

Otro de los tanques afectados se trata de Los Angeles Spirit, arrendado por Total, que no ha descargado tras llegar al Caribe el 15 de noviembre, según la agencia de noticias que tuvo acceso a los datos de tráfico de embarcaciones.

El crudo liviano adquirido por PDVSA es utilizado para mezclarlo con el superpesado crudo venezolano para obtener la densidad necesaria entes de venderlo en el exterior.

La paralización de los despachos podría tener un fuerte impacto en la capacidad de PDVSA de cumplir con las próximas obligaciones de suministro.

“Esto podría acarrearle un gran problema para cumplir con los compromisos que PDVSA tiene con China, lo que envía a Estados Unidos, e incluso para los envíos que realiza a Cuba”, dijo Medina.

Y los problemas con los despachos de MBTE podrían comprometer aún más el ya limitado suministro de gasolina de la estatal petrolera.

Medina dijo que el problema se deriva de la falta de pago por parte de PDVSA de órdenes anteriores, lo que llevó a muchos proveedores que antes estaban dispuestos a concederle a la estatal venezolana plazos de pagos de hasta 60 días, a exigir el pago en efectivo.

Según el cable de Reuters, algunos de los mayores proveedores de la industria han comenzado a exigir que la estatal venezolana pague los cargamentos por adelantado, en un intento por reducir riesgos potenciales ante los conocidos problemas de liquidez de la estatal.

E incluso esto no es suficiente para otras empresas que tradicionalmente han sostenido lazos comerciales con PDVSA, quienes consideran que realizar operaciones spot con la empresa estatal también conlleva riesgos.

La compañía venezolana aumentó este año sus ofertas en el mercado abierto para importar crudo y diluyentes para su producción extra de petróleo pesado, pero los pagos están tardando mucho en llegar porque los bajos precios del crudo están afectando los ingresos, indicaron las fuentes consultadas por Reuters.

Statoil, Royal Dutch Shell y la francesa Total, entre otras, entregaron unos 13 cargamentos de crudo africano y ruso a PDVSA durante el 2015 en su terminal de Bullenbay, en Curaçao.

Petróleos de Venezuela también hizo compras recientes de productos refinados a Vitol, Trafigura y Noble Group.

Algunos proveedores están accediendo a ser pagados al menos en parte con petróleo venezolano o requiriendo un tipo de prepago que implica cargar los envíos y pagarlos justo antes de su entrega, lo que da a PDVSA unas pocas semanas para pagar el crudo procedente de África Occidental, reportó Reuters.

La estatal de petróleo, cuyas ventas sostienen la mayor parte de la economía venezolana, lleva ya bastante tiempo padeciendo de una crisis de liquidez que la empresa estatal ha venido sobrellevando a través de préstamos.

Pero la situación se ha tornado drástica en los últimos meses ante el agotamiento del modelo petropopulista aplicado por el chavismo y el colapso de los precios del petróleo, situación que ha dejado a PDVSA sin acceso a las tradicionales líneas de financiamiento, explicó desde Washington Antonio de la Cruz, presidente de la firma Inter American Trends.

“Lo que está sucediendo con PDVSA es lo mismo que le está pasando con todas las operaciones comerciales del país, incluyendo a las importaciones de comida. En este momento, nadie te lleva comida a Venezuela si primero no se les paga por adelantado”, explicó De La Cruz.

Los problemas de pago comenzaron a verse en la manera con que la empresa estatal venezolana se estaba viendo obligada a cambiar de proveedor en las compras de crudo liviano que estaba realizando en el mercado internacional.

“Primero le compraron crudo Argelia, luego fue Nigeria y después compraron crudo ruso, y allí empezó a notarse que el cambio de surtidor no era por un tema de que el crudo era mejor o peor. Era porque PDVSA no estaba pagando y los proveedores comenzaron a negarse a hacer nuevos despachos”, dijo De La Cruz.

Por Antonio María Delgado / El Nuevo Herald.



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top