Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡COSAS DE LA PATRIA! Hombre cuenta que participó en “14 sorteos” para comprar dos cauchos

A sortearse un par de cauchos ha llegado el venezolano desesperado por devolver a la vía a su carro. La escasez de los neumáticos es tema de discusión en todos los talleres del país que a duras penas sobreviven casi ningún tipo de inventario.

Foto: EDICKSO DURAN

Foto: EDICKSO DURAN

Para prueba de esto, Belisario Montenegro, contó su historia a Panorama. A las 7:30 am del martes llegó al local donde terminó poniendo ayer los cauchos que necesitaba desde hace más de dos meses.

“Fui a todos los establecimientos donde hacen sorteo y no logré salir en ninguno, me metí en 14 sorteos aproximadamente y apenas ayer salió mi cédula. Pero esta vez la selección se hizo por número de ring, es decir, juntaron las cédulas de las personas que iban a comprar ring 13, aparte las que iba a comprar 14, como yo, y así sucesivamente”.

Sin embargo, la tortura no se termina al salir en el sorteo. Una vez esto pasa y llega la gandola con los cauchos se inicia la verificación del carro.

“Lo que hacen es determinar si realmente necesitas el caucho. Yo cargaba un caucho prestado del carro de mi tío, y en la cauchera se debe dejar el caucho viejo, pero yo no podía. Solo pude dejar uno que estaba reventado”, explicó Douglas Rondón, un residente de Maracaibo que también se vio afectado por la crisis.

Después de ese proceso, lo siguiente es identificar que el comprador no haya cauchos nuevos en los últimos seis meses. “Yo tenía más de un año que no compraba, y eso fue rápido, pero terminé poniendo los cauchos a las 5:30 de la tarde, 10 horas después de haber llegado al negocio”, dijo Rondón, quien pagó 57.500 bolívares por el par de neumáticos, ring 13, que la semana pasada costaban 40.400 bolívares, a precio regulado. El costo aumenta todas las semanas.

También se supo que los que logran salir en los sorteos aparte de la compra del caucho deben cumplir con otras condiciones como a alineación, el balanceo de los cuatro cauchos, las válvulas nuevas y el llenado del neumático con nitrógeno que termina saliendo en 10.000 bolívares.

“Yo pagué con todas las condicionantes, por la garantía de los dos cauchos, pero además, porque por fuera un caucho nuevo lo están vendiendo en 65.000 bolívares, y aquí cancelé por los dos 57.000, y con garantía en mano”, confesó Carlos Gutiérrez, quien acompañaba a su esposa, la dueña del vehículo, que debe estar presente al instante de la compra.

¿QUÉ MÁS TIENE QUE JUGARLE EL VENEZOLANO A SU SUERTE? Haznos saber qué piensas



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top