Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡LES GOLPEA EL ESTÓMAGO! El hambre de los niños venezolanos en 10 imágenes de loncheras

Cada vez es más alarmante la crisis alimentaria en el país, donde los padres se las ingenian como pueden para darles que comer a sus hijos, quienes deben asistir a clases mal alimentados y en ocasiones sin nada de lonchera.

En un recorrido realizado por Efecto Cocuyo en diferentes niveles y salones del colegio Andy Aparicio, de la red de escuelas de Fe y Alegría, ubicado en la parroquia La Vega, se pudieron fotografiar las comidas de 10 alumnos.

Foto: Efecto Cocuyo

Foto: Efecto Cocuyo

En las imágenes hay un factor común: la mala alimentación de los niños y adolescentes debido a la grave crisis alimentaria en el país.

1. Lonchera de niño de 7 años

Foto: Efecto Cocuyo

Empanada rellena de diablito y un termo con agua. Foto: Efecto Cocuyo

“Los venezolanos está comiendo, mas no se están alimentando“, advirtió la presidenta del Colegio de Nutricionistas y Dietistas de Venezuela, Nixa Martínez. “Hay estudios que demuestran que la talla ha disminuido por el bajo consumo de proteínas. Todo esto afecta al niño de tres maneras: en el crecimiento, en el sistema inmunológico y en el desarrollo intelectual“.

2. Lonchera de niña de 3 años

Foto: Efecto Cocuyo

Plátano sancochado, trozos de pollo y jugo de limón. Foto: Efecto Cocuyo

El plátano se ha convertido en uno de los alimentos más frecuentes en los platos de los niños a raíz de la escasez. Dariana Blanquicet, una maestra de primer grado, contó a Efecto Cocuyo que el pasado martes, el plátano fue la comida predominante en su grupo. “De 23 niños, solo dos trajeron arepa, cuatro tenían pan y el resto trajo plátano. Unos estaban mezclados con masa de panquecas, otros en tajadas y los que no tienen aceite en casa, lo trajeron sancochado”.

3. Comida de niña de 6 años

Foto: Efecto Cocuyo

Panqueca de zanahoria con queso y jugo de mango. Foto: Efecto Cocuyo

La cantina del colegio es la que se encarga de preparar los desayunos de los niños que están haciendo menos comidas al día. Este miércoles, 8 de junio, tocó panqueca; pero la escasez y la inflación también se la puso difícil a los dueños del local para ingeniárselas para el resto de los días escolares. “Haremos arepas de yuca y compraremos jugo de mango, que es la fruta que se consigue“, dijo la dueña.

4. Lonchera de niño de 3 años

Foto: Efecto Cocuyo

Bollitos de masa y agua. Foto: Efecto Cocuyo

Las maestras también se dan cuenta cuando a los niños les recortan una de las comidas en casa. “Tengo una niña que antes dejaba de su desayuno, pero como le quitaron la cena, ahora se come todo lo que le ponen en la mañana”, expresó una docente de primer grado.

5. Comida de joven de 16 años

Foto: Efecto Cocuyo

Arepa de maíz pilado con queso, jamón y tajada. Foto: Efecto Cocuyo

Un grupo de jóvenes de noveno grado siempre se reúne y comparte de sus desayunos. A veces, hacen una vaca y compran una canilla de pan entre todos para poder merendar. Sin embargo, la mayoría de las veces, dijeron que el dinero no les alcanza ni para eso y deben esperar hasta las 5:00 pm sin nada más en el estómago.

6. Lonchera de niña de 7 años

Foto: Efecto Cocuyo

Pan sin relleno y naranjada. Foto: Efecto Cocuyo

“Ayer mi mamá consiguió una harina PAN. Solo le vendieron una y eso fue lo que comimos en mi casa”, contó una joven de 16 años, “como desayuné arepa, ese día no almorcé nada. El desayuno es la comida que tenemos más asegurada porque el arroz, las caraotas y la pasta son más difíciles de conseguir para el almuerzo“.

7. Lonchera de niña de 7 años

Foto: Efecto Cocuyo

Arepa con caraotas y agua. Foto: Efecto Cocuyo

Desde febrero, la situación comenzó a empeorar para las familias de los jóvenes y niños. Las arepas diarias en cada desayuno y las tres comidas ya no son el común denominador en las mesas de los venezolanos. “Lo que más extraño es comerme un pabellón“, cuenta un joven, “tengo como dos años que no me como uno“.

8. Lonchera de niña de 7 años

Foto: Efecto Cocuyo

Arepa solo con mantequilla y jugo de naranja. Foto: Efecto Cocuyo

La maestra Dariana Blanquicet sabe cuándo sus alumnos faltan a clase porque tuvieron que acompañar a sus papás a comprar comida. “Uno ve cómo al día siguiente vienen agotados y no rinden en el día porque se los llevaron a bachaquear. Te dicen que tienen sueño y que les duelen las piernitas”, relató.

9. Comida de niña de 8 años

Foto: Efecto Cocuyo

Plátano sancochado con salchicha y queso. Foto: Efecto Cocuyo

“La semana pasada no había ni harina ni pan en mi casa y lo único que comimos fue papa: En la mañana, la hacían al vapor; en la tarde, en puré de papas acompañado de sardinas; y en la noche, papas fritas”, relató un joven de camisa beige.

10. Comida de joven de 17 años

Foto: Efecto Cocuyo

Arepa con Rikesa. Foto: Efecto Cocuyo

Para la nutricionista Nixa Martínez, es irresponsable decirles a los padres que las comidas deben tener la combinación de los tres grupos básicos con la escasez que hay en el mercado. Lo que sí recomienda es que las pequeñas porciones de alimentos deben ser distribuidas a lo largo del día. “Es más perjudicial saltar una comida que comer todos los días harina“, aseguró.

Información de Efecto Cocuyo.

¡Así se está alimentando el futuro de Venezuela! Déjenos sus comentarios



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top