Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡LO QUE NO CUENTAN! Hay 11.807 centros de distribución de alimentos del estado inactivos

A los más pobres se les cierran los caminos para adquirir comida. A la gran cadena estatal de abastos llega menos arroz, harina de maíz, leche, mortadela, lentejas y pasta. El consumo energético del venezolano cayó 6,2% en dos años.

2014 no fue el mejor año para la Misión Alimentación. En momentos de recrudecimiento de la escasez, el programa estrella de ayuda alimentaria para los más pobres se vio reducido: más de la mitad de los locales de Mercal y Pdval tienen sus puertas cerradas, 1.705 casas de alimentación cesaron y un buen número de camiones de la flota de la estatal Lácteos Los Andes está inactivo.

colas-para-comprar-escasez-supermercados-mision-alimentacion

De todo el aparato de distribución estatal de alimentos, conformado por 24.166 establecimientos, camiones, plantas, silos, comedores y hasta unidades de transporte, 11.807 estaban paralizados el año pasado, es decir, 48,8% del total, según lo indica la Memoria y Cuenta del Ministerio de Alimentación del año pasado.

La mayor inactividad se concentró en la red Mercal, con 54% de los locales inactivos, mientras que de 2.057 comercios de la red Pdval solo funcionaban 470 al cierre de 2014. Los únicos que trabajan a plena capacidad son los supermercados Bicentenario, que cuentan con 50 establecimientos en todo el país.

Mercal, la cadena de abastos estatales más grande, cuenta con 6.725 locales activos de un universo de 14.657 establecimientos. Los datos oficiales también revelan que esa reducción se tradujo en menos alimentos despachados a través de la cadena de estos mercados, al pasar de 1.264.694 toneladas en 2013 a 1.247.368 toneladas distribuidas al cierre de 2014, lo que se traduce en una reducción de 1,37% en un año.

azucar-casa-expropiada-por-el-estado

Casi todos los alimentos que recibió Mercal a lo largo del año pasado fueron despachados por la Corporación de Abastecimientos y Servicios (CASA), pero las entregas no cumplieron las cuotas de suministros que se habían pautado. La cadena de mercados estatales recibió 1.051.820 toneladas de alimentos, 79,7% de la meta, aunque la corporación debió enviarle 1.320.000 toneladas en todo el año.

El abastecimiento de productos básicos ha sido un dolor de cabeza que ha durado años, pero el problema se ha exacerbado en los últimos meses. La escasez estaba en 28% en enero del año pasado, que fue la última vez que el Banco Central de Venezuela reportó el indicador públicamente. A partir de entonces la carestía de productos básicos se ha agravado y la firma consultora Datanálisis calculó que la tasa estaba en 57% en los primeros meses de este año.

La ingesta calórica del venezolano ha bajado por primera vez en nueve años. El Ministerio de Alimentación reveló que el consumo energético promedio por persona, que se situó en 3.087 calorías, muestra una caída de 6,2% entre 2012 y 2014. Según los parámetros internacionales, la necesidad energética mínima diaria debe ser de 1.830 calorías.

Lacteos-los-andes-empresa-expropiada-5

Menos de lo que más se consume


A Mercal se envió menos arroz, caraotas, harina de maíz, leche, lentejas, mortadela y pasta, y se dejaron de despachar lácteos, queso, pernil y sardinas. Esos alimentos son justamente los que consumen con más frecuencia los hogares venezolanos más pobres, según indica el estudio “Condiciones de Vida del Venezolano 2014”, que presentaron en abril las universidades Central de Venezuela, Católica Andrés Bello y Simón Bolívar.

Ese reporte indica que los pobres consumen mucha harina de maíz, arroz, grasas, pan y pastas, pollo, mortadela, azúcar, sardinas, leguminosas y leche. Aunque el Gobierno ha aumentado la producción de la mayoría de esos rubros, los caminos para que los pobres accedan a ellos se han estrechado.

“Los alimentos que compran los pobres son calóricamente más densos, más baratos, están regulados y se expenden en las redes públicas de distribución”, indica el informe.

La dieta básica de los venezolanos es de baja calidad, y eso afecta con mayor fuerza a la población más desfavorecida, según los estudios que hicieron las universidades venezolanas.

Pero otro aspecto que ha afectado a los pobres es el aumento de los precios de los alimentos que se venden en Mercal y están protegidos por subsidios. De acuerdo con la información publicada en la web de la red estatal, comprar un pollo en esas instalaciones estatales, por ejemplo, cuesta 355% más que hace un año. Otro producto cárnico que consumen mucho las familias pobres, la mortadela, subió 40% en los últimos doce meses, mientras que el arroz aumentó 483,3% en el mismo período y la pasta 250%.

Cayó la importación de alimentos

De acuerdo con los datos que muestra la Memoria y Cuenta del Ministerio de Alimentación, el año pasado CASA, el gigante estatal compró en el exterior 3.853.697 toneladas de alimentos al cierre del año pasado, 10,3% menos que en 2013.

Pero las compras nacionales de la corporación para despachar alimentos en los comercios locales también registraron una disminución, al ubicarse en 462.333 toneladas en todo 2014, lo que representa una reducción de 24,5% en un año, según los datos oficiales.

¿Qué produce el Estado?

El pasado 22 de abril el presidente Nicolás Maduro llamó a todo el tren de gobierno, incluso el estadal y municipal, a ganar la batalla contra el desabastecimiento. “Hay que concentrar todo el esfuerzo, toda la capacidad productiva, de trabajo, distributiva, organizativa, logística para nosotros más temprano que tarde, ganar la guerra económica frente a la oligarquía”, señaló.

Entre expropiaciones y planes nuevos, el Gobierno ha iniciado desde hace años un camino en la producción de alimentos a través de varias industrias, pero no en todas le ha ido bien. En general, el procesamiento de productos alimenticios fue de 486.596 toneladas en 2014, lo que representó una caída de 10,5% en un año, según indican los datos publicados en la Memoria y Cuenta del Ministerio de Alimentación de 2014.

Industrias Diana, una de las empresas que pasó de manos privadas a públicas de forma forzosa, redujo su producción en 24,5% entre 2013 y 2014, al procesar solo 124.482 toneladas el año pasado. Con Lácteos Los Andes ocurrió algo similar, luego de que su nivel de fabricación retrocediera 10,7% en un año para situarse en 265.932 toneladas.

Aceite-diana-empresas-expropiadas

Las unidades productivas de Mercal procesaron 9.151 toneladas de alimentos en 2014, 491% más que un año antes. Estos productos no se venden únicamente en los establecimientos de esta red y despachan a otras cadenas del Estado.

Las plantas de Venezolana de Alimentos La Casa (Venalcasa) mejoraron sus niveles productivos y alcanzaron 87.031 toneladas de alimentos, una subida de 9,3% en un año. Este conglomerado estatal tiene 13 plantas de procesamiento de maíz que produjo un total de 21.820 toneladas de harina, una mínima parte de la demanda nacional. También producen leguminosas, azúcar, leche, pasta y arroz, entre otros.

Cafe-Venezolano-Fama-de-America-Escasez-Inflacion-Produccion-800x533-empresas expropiadas

A manera de ejemplo, Empresas Polar, que controla más de la mitad del mercado de harina de maíz, produjo 22.153 toneladas de ese producto en la primera quincena de abril de este año.

Información de Contrapunto.



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top