Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡OTRO PLAN INSERVIBLE! Homicidos en el país se han incrementado durante las llamadas OLP

“Se meten en una casa, matan a una persona y a la familia le dicen: No seas sinvergüenza, ¿me vas a decir que no sabías lo que hacía tu primo?”, dice el padre Alejandro Moreno para describir el modus operandi de la Operación de Liberación del Pueblo, puesta en marcha por el Gobierno Nacional hace dos meses y que inició en la Cota 905.

En una entrevista para el portal Prodavinci, el autor de “Salimos a matar gente” y otras obras sobre conflictividad social en Venezuela, repudia el nuevo plan de seguridad del Gobierno de Maduro, que califica como “una decisión de permitir que maten a personas que supuestamente son delincuentes. Pero muchas veces ni siquiera lo son”.

cota-905-gnb- OLP

“¡Pero es que ni que hiciera lo que hiciera, no hay razón! ¡No hay derecho de matarle! Puede ser un malandro, puede ser un malandro de la peor especie, pero para eso están las leyes, los tribunales, y las cárceles si es el caso, pero no simplemente matarlo porque sí”, sostiene el sacerdote en el marco de lo que, a su juicio, es una razzia.

¿Cómo valora el desempeño de la Operación de Liberación y Protección del Pueblo?
No hay nada transparente, desde las informaciones que puede dar el gobierno que sólo dice que se busca controlar esto o aquello, eliminar bandas… pero los hechos a través de las informaciones que uno recibe directamente de las personas y de los periodistas que realmente investigan muestran que se trata simplemente de una licencia para matar que le fue dada a los organismos del Estado, incluyendo al Ejército. Lo que están haciendo es una razzia.

Está muy claro que no hay ningún trabajo serio para controlar la delincuencia, sino que simplemente se trata de hacer una campaña que tenga impacto sobre la población, para decir que están metidos en el compromiso de ayudar a la población a liberarse de la delincuencia. Simplemente es un relumbrón, una pantalla para que el gobierno recupere el prestigio que ha perdido entre la gente. Yo no creo que vaya a tener resultados, pero el hecho es que ya hay un montón de víctimas.

¿Por qué no cree que funcione?
De hecho no está funcionando. Se están produciendo más delitos de homicidios en estos meses, justo cuando se está dando la operación. Son las informaciones que uno consigue por los caminos verdes, porque no hay manera de obtener información directa, dado que desde 2005 está prohibida toda información oficial al respecto.

El oficialismo lleva más de veinte planes para combatir la inseguridad y todos parecen apostar a demostrar fuerza. ¿Se puede erradicar la violencia sólo con la fuerza?
No, en absoluto. Además, la violencia solamente se puede acabar con una reforma completa de la estructura de la sociedad: poniendo de acuerdo a todos aquellos que tienen que ver con este asunto para encontrar vías factibles, que de hecho puedan servir. Pero para eso hay que pensar, hay que planificar sin ningún tipo de intereses de otra clase, sino realmente centrados en el interés de la seguridad de la población. Es lo que se ha hecho en todas partes.

Cuando dice que no pueden intervenir “intereses de otras clases” en el combate contra la inseguridad de la OLP, ¿se refiere a intereses electorales?
Sí. Da la impresión de que todo, incluido el cierre de la frontera, es una cuestión electoral: dar una imagen de que el gobierno está haciendo algo. Pero la imagen que están dando es la de improvisación, de falta de respeto, de falta de seriedad, de capricho. Creo que mucha gente, la mayoría de la población, lo entiende así. La mayoría de la población sabe cuánta confianza darle a las cosas que el gobierno dice. Todo el mundo sabe que predominan, fundamentalmente, las mentiras.

¿Hacia dónde vamos?
Estamos yendo hacia unos enfrentamientos tremendos entre sectores de la población. Cuando tú matas a un joven que está durmiendo y está ahí toda la familia, esa familia está esperando una reivindicación y muchas veces una venganza. Quizá muchas veces no se lleva a término, pero en algún momento pasa. De hecho, muchas veces cuando a un policía lo atacan en la calle y lo matan, a veces es para quitarle el arma, pero otras es por venganza. Vamos a enfrentamientos de una parte de la población contra otra. Ciudadanos contra ciudadanos, vecinos contra vecinos

Por menos de eso ha habido explosiones sociales…
¡Claro! Y las hay a cada rato por todos lados, pero muchas veces no se sabe. Ahí están los linchamientos, que son un síntoma de algo muy grave que está sucediendo en la sociedad, pero la gente no encuentra otra salida. Yo no lo justifico, por supuesto, pero quienes participan en el linchamiento lo justifican porque no hay más nadie que pueda controlar la delincuencia.

¿Cómo podríamos salimos del drama de la violencia?
Para empezar a pensar en salir de la violencia hay que salir de la situación política. Mientras siga este sistema de gobierno, no podemos comenzar a pensar en una salida verdadera a la situación de violencia.

¿Por qué?
Porque la situación de violencia es promovida por ellos desde el poder. La OLP es eso: es una promoción de la violencia.

¿Al Gobierno le conviene la violencia?
A lo mejor no se trata de que le convenga o no le convenga, sino simplemente que no le interesa. No está en sus planes. ¡Más nada! Dicen que es para mantener a la sociedad sometida, preocupada, angustiada y fácil de dominar. Y puede ser. Pero yo no tengo datos para afirmarlo. Lo que uno puede deducir a partir de sus observaciones es que simplemente no le interesa: que está fuera de sus planes.

Información de Prodavinci.



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top