Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡PARA REFLEXIONAR! La historia de dos niñas de la calle que SUEÑAN, a pesar de no tener NADA

Hoy conocí en la calle a estas 2 hermosuras, una tiene 11 y la otra 7 añitos. Estaban sedientas, cansadas y por supuesto hambrientas.
Verlas así me dio mucha tristeza e impotencia. Me les acerqué con una sonrisa y 2 botellitas de agua, ambas vinieron corriendo desesperadas. Estaban tan sucias, tan llenas de olvido, tan faltas de amor, tan falta de tantas cosas y más en estas fechas que muchos niños sonríen y son felices, pero soy de los que sabe que también está esta cara de la moneda que algunos olvidan, otros ven esta realidad y son incapaces de al menos ser amables con ellos.

Foto: Andres Modesto

Foto: Andres Modesto

Pude observar como estas pequeñitas pedían dinero a la gente en la cola, son segundos entre el cambio del semáforo y su suerte, es como un reloj malévolo donde el TIEMPO les da un instante entre obtener algunas monedas o NO obtener nada, mientras tanto va ganando el calor, el sudor y la suciedad que cada minuto les consume su cuerpo, transformando su piel en otro color, un color egoísta donde no cabe la más mínima coherencia humana.

Es una realidad que cada día nos golpea despiadadamente.

A veces NO entiendo como permitimos que nuestros niños, que son el futuro de este país, del mundo, vivan en esta situación de calle. NO es justo arrancarles su sonrisa, NO me perdono verlas así.

Por eso me tomo el tiempo de sentarme con ellas, hablarles, compartir un chocolate, darles algo de dinero, preguntarles ¿qué las hace feliz? ( De esa manera tan simple pero humana) Logré hacerlas REÍR.

Puede que NO sea de gran ayuda, pero verlas contentas por un momento me hizo sentir vivo.

Les pregunté ¿Qué sueñan?

La mayorcita me dijo que quiere bañarse y dejar de dormir en una caja de cartón…
La más pequeñita me dijo que desearía vestir ropa limpia, y tener mucha comida, que le duele su barriguita cada vez que le da hambre. ( me levanté y les dije que ya volvía, que les traería más agua y un jugo). Fue mi excusa perfecta para alejarme sin que ellas me vieran y soltar alguna lágrima…

Soy fuerte y créanme que he escuchado cientos de historias, pero con los niños, Dios mío, NO es justo, NO se vale verlos así…

Les prometo que más temprano que tarde iré a donde tenga que ir y pediré que me atiendan a TODOS los niños de la calle. Ellos merecen estar protegidos, sin angustias, estudiando, jugando, soñando…

NO se de quien sea la culpa, NO soy quien para juzgar, pero deseo vivir en un mundo lleno de gente HUMANA, con el corazón lleno de bondad y cosas BUENAS.

Venezuela es el país más bello del mundo y posee muchas riquezas como para olvidarnos de nuestros niños en situación de pobreza extrema…

Ayúdenme a sacarlos de las calles. Ojalá este escrito llegue a miles de venezolanos y les haga reflexionar y entender que de una vez por todas debemos dejar nuestras diferencias y unirnos en uno solo, allí podremos combartir la maldad que cada día se apodera de nuestros corazones.

De esto quiero que se trate la Navidad, de ayudar a los niños que NO tienen nada.
Si alguno de ustedes está triste porque siente que su navidad “NO” será feliz porque NO tendrá que vestir, o el celular o tablet de última generación, sólo te pido que leas y entiendas que ellas nisiquiera tienen qué COMER, o dónde DORMIR. ¿Me explico?

Ayúdenme siendo verdaderos ‪#‎VenezolanosConCorazon‬, Quiero que compartan esta historia, que todos sus amigos la lean y la compartan. De esta manera TODOS entenderán el mensaje y cuando uno de ustedes vea a un niño o niña en situación de Calle, JAMÁS duden en ayudarles, así estén super apurados, regalen un poco de su tiempo a los más indefensos…

Siempre me gustó esta frase:
“Lo bueno de ser RICO, es que tengo mucho Dinero para darle a los Pobres”
Totó, actor italiano
(1898 – 1967)

Por: Andres Modesto/ ProximaExtacion



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top