¡PONDERADO Y FIRME! Este fue el discurso de Julio Borges que sacó de sus casillas al régimen

Este martes Julio Borges, diputado y jefe de fracción de la bancada opositora, ofreció una serie de propuestas para la nueva Asamblea Nacional.

En su intervención, algunos diputados de la bancada oficialista se molestaron, terminando de abandonar la sesión de este martes.

Foto: Twitter @ActualidadRadio

Foto: Twitter @ActualidadRadio

Dentro de dicha propuesta, el diputado reseña que temas como la Ley de Amnistía, Ley sobre los beneficiarios de la Misión Vivienda, Ley de Producción Nacional y Ley de Cestaticket a Pensionados son algunas de las más importantes o con mayor prioridad presentadas ante todos los parlamentarios.

A continuación lea el discurso completo de Julio Borges, diputado electo y jefe de la fracción de la oposición en la Asamblea:

El pueblo nos trajo, la Constitución nos convoca y la historia nos lo demanda.

Llegar aquí es una victoria del pueblo todo, de las ganas de cambio, de los deseos de millones que dijeron: ¡BASTA!

Del pueblo que hoy reclama su derecho legítimo a pensar en el futuro, en la patria de nuestros hijos, de nuestros nietos…

Es la victoria de los que trabajan mucho y ganan poco, de los campesinos que no siembran, de los jóvenes que se niegan a irse, y de los que sueñan con volver…

Es la victoria de un país que JUNTO gritó UNIDAD y CAMBIO. Esta, será recordada como la épica gloriosa de un pueblo, que negado a rendirse, salvó a la patria con su voto, y es a ese pueblo al que serviremos con rectitud y honra.

Es también la victoria de la democracia, de la ruta del voto que busca siempre su camino para imponerse frente a las aventuras, frente a la violencia. Es el inicio de un proceso de darle instituciones al país, pues ESTE poder legislativo, tiene frente a sí el desafío y el compromiso de lograr el gobierno de las leyes, darle vida a nuestro pacto fundamental y desterrar del ejercicio del poder modos arbitrarios que recuerdan a José Tadeo Monagas y su premisa: “La Constitución sirve para todo”.

Que sirva nuestra constitución para legislar en favor de ese país, que hoy sufre los embates de una de las crisis más severas de las que se tenga memoria. Podemos hacerlo y vamos a hacerlo. Y en este sentido, me toca hablar de nuestra agenda inicial:

Ley de Amnistía

En primer lugar una Ley de Amnistía y reconciliación, para los exiliados, presos políticos y los inhabilitados. Que más nunca haya en nuestro país presos ni desterrados por su forma de pensar.

Ley que empodere a los beneficiarios de la Misión Vivienda

En segundo lugar, una Ley que empodere a los beneficiarios de la Misión Vivienda y a los millones de venezolanos que viven en nuestros barrios, otorgándole títulos de propiedad, para que no solo sean ocupantes, sino PROPIETARIOS con los derechos que eso conlleva.

Ley de Producción Nacional

En tercer lugar, una Ley de Producción Nacional para volver a tener comida hecha en Venezuela y así lograr combatir la escasez y la inflación que nos agobian.

Ley de Cestaticket a Pensionados

En cuarto lugar, es necesario y fundamental brindarle apoyo a los pensionados y jubilados con una ley que les otorgue cestaticket de alimentos y medicinas.

Estas son algunas de las iniciativas que adelantaremos en el corto plazo, para comenzar a abordar las soluciones a la crisis. Crisis que se origina de años de desaciertos, controles, indolencia y corrupción.

Una crisis que evidencia que quienes nos han gobernado nunca buscaron liberar al pueblo de la pobreza. Siempre pretendieron construir un sistema de dominación y dependencia que sometiera la conciencia de las personas… y todo por fines de poder.

Estamos en esta encrucijada porque los poderosos se niegan a perder privilegios y prefieren someternos a niveles indignos de vida, antes de asumir su fracaso. Es un compromiso de esta Asamblea, ser promotora de la dignidad del pueblo venezolano y que nunca más, ningún proyecto político se alimente de la miseria de la nación. Debemos asumir ese compromiso con firmeza y rectitud.

Es oportuno el momento para citar palabras de su santidad, el papa Francisco, en Quito:

Nuestra sociedad gana cuando cada persona, cada grupo social, se siente verdaderamente de casa. En una familia, los padres, los abuelos, los hijos son de casa; ninguno está excluido… En la sociedad ¿No debería suceder lo mismo y que la política no juegue al descarte?

Los venezolanos llevamos años viviendo en una “casa” en donde ha predominado el discurso de odio y la violencia. El uso irresponsable de la palabra ofensiva y las violaciones a los derechos humanos, ha sembrado rencor en nuestros corazones.

Tanta injusticia junta, ha herido nuestra alma de pueblo y es nuestro deber sanarla y permitir que los venezolanos recuperemos nuestra alegría, nuestra cercanía… nuestra identidad.

Apostamos a una Venezuela justa e incluyente. Donde se premie el esfuerzo y se castigue a la corrupción. Una casa grande que todos queremos y que todos cuidamos. El hogar que a todos nos duele. En esa casa grande que estamos construyendo cabemos todos, nadie sobra… no hay descarte en Venezuela.

En esa casa grande que vamos a construir las diferencias se discuten y hay capacidad para el consenso. En la Venezuela de nuestros hijos cada discrepancia será motivo de reconciliación.

La Justicia Social será una realidad si fortalecemos y profundizamos la Unidad que hemos logrado construir.

Nuestro compromiso es unir a todo el país, vivir todos en una sola Venezuela, dos mitades no hacen un país. El pueblo tiene una conciencia clara de su propio destino y sabe que es la Unidad lo único que puede garantizar la paz y el futuro.

También debo dirigirme, como jefe de la Fracción, a la minoría parlamentaria del Partido Socialista Unido de Venezuela. Colegas diputados oficialistas ejerceremos nuestra mayoría de manera democrática y siempre apegada a la Constitución. Encontrarán en nuestra fracción a adversarios políticos, no enemigos de guerra.

Somos parlamentarios y representamos al pueblo de Venezuela. Nos une el país y su destino. Todo el que quiera trabajar por Venezuela, es bienvenido.

El país voto UNIDAD y CAMBIO. Le dimos UNIDAD y se la daremos SIEMPRE, queda del accionar de esta asamblea que el CAMBIO se materialice y que superemos el PRESENTE sin volver a los errores del PASADO. Pues ese pueblo que nos trajo hasta aquí, hoy está vigilante y atento.

De nuestro pasado debemos tomar las lecciones magníficas que nos dan los hombres ejemplares.

Mucho han estado en la boca de todos. Bolívar reclama hoy algo más que un culto. Bolívar no pide para su tumba y sus estatuas homenajes de coronas colocadas por quienes tienen las manos cargadas de pecados contra la República.

Diputados y Diputadas, a las puertas de la justicia y el progreso se encuentra el pueblo venezolano aguardando por soluciones. ¡Que no se siga jugando con su paciencia, no los hagamos esperar más!

Con información de Sumarium.



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top