Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡POR ESTO EL DESESPERO! Cifras oficiales desmienten que gobierno entregara 1 millón de viviendas

¡Otra mentira! Gobierno informó haber entregado 1 millón de viviendas en 2015, pero PROVEA desmonta la mentira del régimen con cifras oficiales, el Gobierno maquilla cifras en el ámbito de viviendas entregadas.

En diciembre de 2015, el gobierno informó que había entregado la vivienda número 1 millón, luego de que se construyeran 326.323 durante ese período. Sin embargo, esta cifra la desmiente Provea con cifras oficiales. La primera contradicción surge del ritmo de construcción de viviendas. El 28 de octubre de 2015, el ministro Manuel Quevedo informó que, hasta esa fecha, la Misión Vivienda había fabricado 753.163 viviendas. Si se restan las que el Ministerio de Vivienda dio a conocer como construidas entre 2011 y 2014, que acumularon 673.693, se obtiene que desde enero hasta octubre se levantaron 79.470 casas en todo el país.

Créditos: José Peñalver / Prensa Gobernación de Aragua

Créditos: José Peñalver / Prensa Gobernación de Aragua

Quevedo anunció que para los 3 últimos meses del año se llevaría a cabo una “operación remate”: la edificación de 246.853 viviendas. Eso equivale a que en ese lapso se construyó más de lo que se logró durante cada uno de los años anteriores: 146.718 en 2011, 200.080 en 2012, 200.370 en 2013 y 126.525 en 2014. Significa entonces que el ritmo de trabajo fue de 4.114,2 casas diarias y 171,4 por hora.

Provea señaló que las cifras ofrecidas por el BCV tampoco explican que el gobierno haya construido 326.323 casas en un año. En el documento “Resultados del Índice Nacional de Precios al Consumidor, Producto Interno Bruto y Balanza de Pagos”, correspondiente al cuarto trimestre de 2015, dice: “En las actividades no petroleras destaca el crecimiento observado en las comunicaciones (+2,7%) y en la prestación de servicios del gobierno general (+1,0%). Sin embargo, estos resultados no permitieron compensar la disminución que se aprecia en construcción (-23,8%), instituciones financieras (-13,0%), comercio (-11,8%), transporte y almacenamiento (-6,9%), manufactura (-6,8%), servicios comunitarios sociales y personales (-4,3%), minería (-3,6%) y electricidad y agua (-2,9%)”.

Quiere decir que durante los meses en los que se realizó la “operación remate”, el sector construcción fue el de peor desempeño en el país. Lo mismo ocurrió entre julio y septiembre de 2015: el sector de más retroceso fue el de construcción con un porcentaje negativo de 20,2%.

Un aspecto llamativo que desdice la cifra oficial es la ausencia de datos de construcción de viviendas en la propia memoria y cuenta del Ministerio. Se registra la construcción de 875 viviendas en 56 desarrollos habitacionales pertenecientes a las Organizaciones Comunitarias de Vivienda (OCV) del convenio Minvih-Ipasme, la culminación de 11.062 casas por parte de los convenios internacionales en 12 urbanismos de 5 estados del país, la construcción de 258 viviendas por parte de Produzca-CVP y la culminación de 3.969 viviendas en todo el territorio nacional por parte de Inmobiliaria Nacional; ello equivale a un total de 16.164 viviendas. Tampoco se encuentran datos de viviendas construidas por el llamado “poder popular” en la memoria y cuenta 2015 del Ministerio de Comunas y Movimientos Sociales. ¿Quién construyó el resto de las casas? La información gubernamental no lo dice.

Otro elemento es la disponibilidad de materiales de construcción durante el período para cumplir las metas. El ministro Quevedo indicó que un esfuerzo especial los garantizaría. El titular dijo que dentro de la planificación se autorizó un plan especial de movilización de materiales específicos a todos los centros de acopio de Construpatria, por lo tanto, se iba a disponer de transporte para trasladarlos a los desarrollos urbanísticos.

“La Gran Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor está aportando más de 1.000 contenedores de materiales y más de 400.000 metros cuadrados de techo para la fase de culminación de las viviendas, que serán próximamente entregadas al pueblo venezolano”, añadió.

No obstante, Provea destacó que en la memoria y cuenta se mencionó la escasez de materiales entre las dificultades registradas por los órganos descentralizados. Construpatria aseguró que la gestión de 2015 estuvo afectada en la adquisición, procura, logística, fabricación, almacenamiento y distribución del material de construcción, motivado “a la guerra económica” dirigida contra el gobierno revolucionario.

Igualmente, las empresas fabricantes en todo el país manifestaron no contar con la materia prima necesaria, dificultando la producción de los materiales terminados. Alegaron no tener acceso a las divisas para importar estos insumos.

Por su parte, el Centro Rafael Urdaneta (Crusa) indicó que dentro de los obstáculos encontrados estaba la escasez en algunos rubros de materiales como cemento, cabillas, cerámicas, piezas sanitarias, techos, tubos estructurales, entre otros.

Jaime Gómez, presidente de la Cámara Venezolana de la Construcción, advirtió que la producción de los principales insumos reportaron una contracción significativa: la cabilla cayó 35% y el cemento 8%. “El sector se ha visto gravemente afectado con la adquisición de partes eléctricas. Estamos presentando severos problemas en todo lo que es cables y transformadores. El cable ha incrementado 2000%, el cobre no se produce en Venezuela y todo viene en dólar libre”.

Otro indicador que desestima la construcción de tantas viviendas en 2015 es la cantidad de personas empleadas para lograr la meta. Octavio Campos, directivo de la Federación Nacional de Trabajadores de la Construcción, declaró que nunca antes había habido tanta desocupación en el sector construcción: “La tasa de desempleo está entre 70% y 74%”. Añadió que con una economía eficiente, el sector absorbe de 1,3 millones a 1,5 millones de personas, pero ahora solo existen 400.000 ocupados.

Incluso, el Ministerio del Trabajo, en su memoria y cuenta de 2015, acotó que el sector construcción había sufrido los “embates de una política adelantada por poderosos grupos económicos nacionales e internacionales, situación que afectó sensiblemente el desarrollo de la vida nacional e impactó negativamente la eficiente ejecución de proyectos”.

Con información de El Nacional



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top