Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¿PREPARADOS PARA LO QUE VIENE? Según The Economist: 2016 será “peor” para Venezuela

La revista británica The Economist analizó la situación económica de Venezuela para este año 2016.

El magazine resaltó que el “auge” mundial del petróleo, que gozó Venezuela durante el gobierno de Hugo Chávez y principios de Nicolás Maduro ya terminó y que ha golpeado fuertemente al país que depende 95% de los ingresos petroleros.

Créditos: Ronaldo Schemidt / AFP

Créditos: Ronaldo Schemidt / AFP

“Desastre” es la palabra que no le gusta al presidente, pero de todas las palabras poco halagadoras usadas ​​para describir el estado del país que Maduro gobierna, de alguna u otra forma el autor expresa que es muy acertada. Bajo su supervisión, la nación ha entrado en una fuerte caída. Maduro ha restringido la publicación de cifras económicas oficiales. Aquellos que se han divulgado confirman que 2015 fue un año muy malo. Y 2016 va a ser peor.

Para el autor “Maduro no ha logrado convencer a los votantes de que es un digno heredero”, haciendo referencia al trono que dejó Hugo Chávez. En las elecciones parlamentarias del 06 de diciembre 2015, la Mesa de la Unidad Democrática obtuvo dos tercios de los escaños, y esta es la primera vez que ha ganado una elección nacional desde que Chávez llegó al poder en 1999.

El índice de aprobación de Nicolás Maduro está por debajo de 20%. La nueva Asamblea Nacional está comprometida a una lucha de poder con el régimen. El Tribunal Supremo de Venezuela, el cual está de lado del gobierno, ha dictaminado que los tres diputados de la oposición no pueden ser juramentados, privando a la MUD de su “mayoría calificada”.

Foto: The Economist

Foto: The Economist

El precio del petróleo, que proporciona el 95% de los ingresos de divisas de Venezuela, ha guiado durante mucho tiempo la popularidad de sus líderes. Los ingresos del gobierno a partir del petróleo hasta noviembre 2015 fueron de dos tercios menor que en el mismo periodo del año anterior. El precio del petróleo ha caído aún más desde entonces. Con menos dinero que entra y la demanda de importaciones sigue siendo fuerte, el valor de las reservas de divisas de Venezuela se ha reducido de forma alarmante. Una caída durante 2015 en el precio del oro, de la cual Venezuela tiene participaciones significativas, ha contribuido a la disminución de las reservas.

La caída actual de petróleo es dolorosa. El régimen ha agravado enormemente el daño con políticas que, aunque diseñado para favorecer a los pobres, terminan empobreciendo a ellos y el Estado. Controles a lo largo de precios con la escasez de divisas de cambio han conducido a una grave escasez de productos de primera necesidad, obligando a la gente a hacer cola durante horas para comprar artículos de primera necesidad.

La inflación que está en marcha oficialmente es de 141% hasta septiembre del año pasado 2015 (último dato disponible). Los analistas creen que la cifra real es de al menos un 200% al año; algunos predicen la hiperinflación en 2016.

Contribuye a ese riesgo el déficit presupuestario masivo, que ha hecho como consecuencia imprimir más dinero por parte de las finanzas del Banco Central de Venezuela, y como consecuencia el aumento de tal inflación.

La publicación británica aseguró que el “auge” mundial del petróleo venezolano ya había terminado.

En el texto también se hace referencia a la deuda externa que tiene Venezuela y a un posible embargo de los activos del país, incluyendo lo que están fuera del país – refinerías y petroleros- por parte de los acreedores.

Puede leer la nota completa aquí.

Con información de The Economist.



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top