Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡REFLEJO DEL SENTIMIENTO NACIONAL! Carta a Lorenzo Mendoza, por Gustavo Azócar Alcalá

No tengo el placer de conocerte.  Nunca te he visto en persona. Las pocas imágenes que he visto de ti, han sido extraídas de algún canal de televisión, un periódico, YouTube, o las redes sociales.

En todo caso, el hecho de que no te conozca personalmente, no quiere decir que no sepa quién eres, y lo que has hecho, desde hace muchos años, para convertir al grupo de empresas Polar en el gigantesco emporio en el que se ha convertido hoy en día, símbolo de la Venezuela trabajadora, emprendedora, productiva y pujante que todos deseamos.

Lorenzo-Mendoza-Polar

Espero hayas tenido el tiempo suficiente para tomar un avión y salir del país. No es bueno darle a Maduro otro trofeo. Un hombre inteligente como tú, cuyas empresas están siendo acosadas por la revolución desde hace poco más de 7 años, cuando el comandante inter galáctico amenazó con intervenir a la Polar, siempre debe tener a la mano un plan B. El país no olvida lo ocurrido en 2010, cuando Chávez emitió el decreto N° 7.395 con el que se ordenó la expropiación forzosa de los galpones de Empresas Polar ubicados en la Zona Industrial 1 de Barquisimeto, con el objetivo de construir “viviendas populares dignas para el pueblo larense”.

Maduro ha seguido al pie de la letra los muy malos consejos de Chávez. Después que el CNE fijó la fecha de las elecciones parlamentarias para el 6 de diciembre, el ex chofer del Metro de Caracas se transformó en el Mike Tyson de la política: peleó con Obama. Luego lo hizo con Mariano Rajoy. Posteriormente con Felipe González. Más tarde buscó camorra con David Granger. Después lo hizo con Juan Manuel Santos. Y ahora la agarró contigo, Lorenzo Mendoza.

El Jefe de Estado se inventó un delito con una grabación que, con toda seguridad, le entregó Ramiro Valdés, el general cubano que está al frente de los pinchazos telefónicos en Venezuela: “Es delito lo que él hizo y está haciendo, hablar en nombre de la patria, es un delito grave contemplado en el ordenamiento jurídico y debe ser procesado, tiene que ser procesado. Espero que los órganos de justicia reaccionen porque ¿qué es eso de que está hablando con el Fondo Monetario Internacional?”

Maduro, quien ya no haya qué hacer para quitarse de encima una derrota que tiene cantada el 6D, ha visto en ti, Lorenzo Mendoza, al “enemigo perfecto” para la campaña electoral. Eres el propietario del grupo Polar, la mayor empresa de alimentos de Venezuela. Eres, de acuerdo con la revista Forbes, el tercer hombre más rico del país (Forbes parece que no incluye en esa lista a María Gabriela y al resto de los boliburgueses). Y representas, por supuesto, todo lo opuesto a lo que ofrece el denominado Socialismo Bolivariano del Siglo XXI. Polar es producción. El socialismo es destrucción. Polar es trabajo. La revolución es pereza, flojera y holgazanería. Polar es generación de riqueza. El socialismo sólo genera pobreza.

Como todo el país ya sabe, Lorenzo, fuiste acusado formalmente esta semana de “usurpación de funciones”, “traición a la patria” y otros delitos contra “la independencia, la soberanía y la seguridad de la nación”. La denuncia se fundamenta en una conversación telefónica privada que sostuviste con Ricardo Hausmann, director del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard y ex ministro de Planificación del Gobierno de Carlos Andrés Pérez en 1992 y 1993.

El audio, obtenido de manera ilegal, en una clara violación de las leyes venezolanas, fue difundido por el presidente de la AN, Diosdado Cabello, y en el mismo lo único que se obtiene es que tú, Lorenzo Mendoza apoyas la posición de Hausmann sobre la necesidad de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) conceda un préstamo de 40.000 a 50.000 millones de dólares al futuro gobierno que sucederá al de Maduro dentro de muy pocos años.

Cualquier venezolano de a pie, sabe perfectamente que allí no hay delito. Es como encarcelar a dos personas que hablan por teléfono diciendo que la solución a la crisis del país es pedirle prestado 100 mil millones de dólares a Donald Trump. Cualquiera puede hablar de los problemas de Venezuela y sus posibles soluciones. Lo que no puede hacer cualquiera, y eso es obvio, es firmar un préstamo bancario a nombre de Venezuela porque no cualquiera tiene la autoridad para eso. Mendoza y Hausmann hablaron por teléfono de una solución, pero no han firmado nada en nombre del país con nadie.

Pero como a Maduro no le funcionó el boxeo de sombras con David Granger (los cubanos no se lo permitieron) y tampoco le sirvió con Juan Manuel Santos (el derribo del Sukhoi 30 le enfrió el guarapo), había que buscar otro enemigo para hacer campaña electoral. Y lo encontró a la vuelta de la esquina: Lorenzo Mendoza.

Ahora bien: ¿Por qué Nicolás Maduro quiere meter preso a Lorenzo Mendoza? La respuesta la encontramos en la página web de empresas Polar. Allí hay cosas que, evidentemente, no le deben gustar mucho a Maduro porque dejan en evidencia, una vez más, que este gobierno no sirve para un carajo, y que lo único que andan buscando es la expropiación de este conglomerado, para que deje de hacer lo que mejor sabe hacer: producir.

La web de empresas Polar, dice por ejemplo, que “existen 389 solicitudes de Adquisición de Liquidación de Divisas esperando respuesta del Cencoex para pagar a nuestros proveedores internacionales, alcanzando una deuda de más de 123 millones de dólares”.

Allí también se informa que desde el 7 de septiembre hasta el 20 de septiembre de 2015“alimentos Polar produjo 38.124 toneladas de alimentos. Se dejaron de producir 1.560.040 kilogramos como consecuencia de fallas en el servicio público de energía eléctrica y 158.822 kilogramos debido al ausentismo laboral”.

En otra parte, la web de empresas Polar informa que “desde el 7 de septiembre al 20 de septiembre de 2015, Alimentos Polar fue objeto de 75 inspecciones. Desde enero 2008 diversas autoridades han realizado 2.305 inspecciones a las instalaciones de empresas Polar”.

Desde el 5 de octubre de 2015, justo diez días antes de ordenar la aprehensión de Mendoza, el gobierno de Nicolás Maduro emprendió un proceso de acoso permanente contra Alimentos Polar en cada una de sus 12 sucursales ubicadas en Apure, Barcelona, Carabobo, Yaracuy, Zulia, Táchira, Falcón, Nueva Esparta, Bolívar, Mérida, Aragua y Distrito Capital.  “La última semana la empresa recibió 31 inspecciones en sus plantas y sucursales. La mayoría de las mismas fueron realizadas por la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (SUNDDE) y Comisiones Presidenciales, conformadas por funcionarios del SUNDDE, Ministerio de Alimentación (MINPAL), Guardia Nacional y Milicias”.

Pero eso no es todo: “las instalaciones de Alimentos Polar han recibido más de 605 inspecciones de organismos públicos en lo que va de año y se han atendido en promedio 64 fiscalizaciones por mes. A partir de este 7 de agosto, la frecuencia y el grado de exigencia de estas visitas se ha intensificado hasta alcanzar el grado de acoso”.

Estimado Lorenzo: Maduro no te perdona que seas un hombre exitoso. El país entero, incluyendo a los chavistas, comunistas, socialistas y revolucionarios, sabe que no hay, en el país, una organización tan ejemplar y productiva como Empresas Polar. Puedes estar tranquilo. Esta persecución contra ti y contra muchos otros venezolanos como Leopoldo, Ledezma, Rosales, etc., ha de terminar muy pronto.

Si los venezolanos hacemos lo que tenemos que hacer el 6D, más temprano que tarde nos encontraremos en cualquier rincón de Venezuela para celebrar la caída de este gobierno, con una arepa rellena y una polar bien fría.

Escrito por: Gustavo Azócar / Café con Azocar.

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top