Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡RÉGIMEN DESESPERADO! 20 curules en riesgo por lluvia de impugnaciones (12% de la Asamblea)

“Yo perdí por la prórroga. Lo digo con confianza”. Esas palabras son de Diana Camaripano, la candidata a diputada de la MUD que el 6 de diciembre pasado cayó derrotada en el circuito 3 de Guárico por 264 votos y solo 0,3 puntos porcentuales de diferencia.

Al decir por la prórroga se refiere a la extensión del horario de votación que anunció la vicepresidente del Consejo Nacional Electoral, Sandra Oblitas, a las 6:00 de la tarde del día de la elección. Gracias a esa decisión el chavismo tuvo una hora más para movilizar electores, ventaja que, si se toman por válidas las denuncias que ha hecho la oposición en Guárico, se tradujo en por lo menos dos diputados más para el bloque oficialista.

Foto: AFP/Juan Barreto

Foto: AFP/Juan Barreto

“A esa hora nuestros testigos empezaron a ser amedrentados fuertemente. En los lugares más poblados logramos cerrar los centros, pero en los apartados fue mucho más difícil. Nuestra gente era poca y estaba en franca minoría en sitios típicamente chavistas”, comenta Camaripano.

De acuerdo a lo que reseña El Nacional, esta situación se ha hecho frecuente en los procesos electorales desde el 7 de octubre de 2012. La MUD y otras organizaciones de oposición se prepararon para contrarrestarla el 6 de diciembre y en muchos lugares evitaron la suma de votos a última hora, pero en estados históricamente muy chavistas, como Guárico, detener todo el embate no fue posible.

Al equipo de campaña de la candidata opositora le quedaron serias dudas sobre los resultados finales de 13 de los 109 centros de votación del circuito 3. En esos lugares, Roger Cordero, el postulado del PSUV, ganó por 1.524 sufragios, casi 6 veces la diferencia total que hubo en toda la circunscripción. El pasado 11 de enero, Camaripano impugnó esas mesas ante el Tribunal Supremo de Justicia.

Una historia similar ocurrió en el circuito 2 de la misma entidad, donde la opositora Rummy Olivo cayó por 4.105 votos contra el peseuvista Juan Marín. La postulada de la MUD introdujo otro recurso poniendo en duda el resultado de 56 mesas.

Esos son 2 de los 11 recursos que han sido introducidos en la Sala Electoral del TSJ contra los resultados de las últimas elecciones parlamentarias. Fueron impugnados 14 circuitos y 2 entidades, lo que pone en duda las victorias de 20 diputados, 12% del total de la Asamblea. 17 son opositores y 3 oficialistas.

Ocho de las acciones legales fueron activadas por el PSUV, que cuestiona los triunfos de 10 legisladores opositores sin ni siquiera sugerir en cuáles mesas se originaron las trampas en su contra y valiéndose de fenómenos que perjudicaron a ambos bloques, como los votos nulos.

Los documentos citan distintas anomalías y acusan a diferentes actores. Todos coinciden en que la voluntad de los votantes no quedó registrada fielmente, por lo que el proceso debe repetirse parcial o totalmente en determinados lugares.

“Lo que estamos viendo es una situación provocada por el Tribunal, que después de admitir las primeras peticiones del chavismo dejó la puerta abierta para que lloviera toda una serie de recursos. Se está creando una jurisprudencia peligrosa de que por cualquier cosa se puede activar un procedimiento jurídico para desconocer una elección”, alerta Aníbal Sánchez, consultor político y miembro de la MUD.

El último caso llegó el miércoles pasado, incluso luego de que venciera el lapso legal de 15 días hábiles para impugnar.

El secretario general de Podemos, un partido del Polo Patriótico, cuestionó ante el TSJ los resultados electorales en Caracas, donde se escogieron 7 diputados nominales. El argumento de su denuncia pareció más emocional que otra cosa: “Es inconcebible que ellos ganaran en el 23 de Enero, en Catia. (…) Son chavistas e históricamente triunfamos en esos escenarios”.

Respuesta judicial

El TSJ admitió ya 7 de los 11 recursos introducidos, todos ellos oficialistas y aprobados en medio del receso decembrino. El resto de las solicitudes todavía no han sido respondidas.

Esta semana el CNE envío al Poder Judicial un informe sobre el caso de Amazonas. Se espera que en los próximos días entregue la información de los otros lugares con impugnaciones admitidas.

Una vez completo este proceso se debe notificar a las partes y comienza un lapso probatorio de 5 días. Se conceden 10 más para la evacuación de pruebas y uno para la presentación de informes orales. Después la Sala tiene 15 días para tomar una decisión.

Lo que ocurra en ese lapso puede cambiar profundamente el perfil de la nueva Asamblea y reducir el poder de la oposición, lo cual parece ya haber sucedido en la práctica debido a que el quórum de funcionamiento del Parlamento se ha mantenido en 167 diputados aunque los 4 de Amazonas no estén participando, lo que deja a la oposición sin la mayoría de dos tercios y también a 178.000 ciudadanos que viven en ese estado sin representación en las decisiones que tome el Poder Legislativo.

Si la MUD llegara a perder alguno de sus curules impugnados en una eventual repetición de elecciones, la situación transitoria actual se hará permanente y quedará sin facultad para reformar la Constitución o remover magistrados del TSJ.

Si se admitieran las impugnaciones de Caracas, lo cual no debería ocurrir porque fueron extemporáneas, la oposición estaría en peligro de perder también la mayoría calificada de tres quintos en el caso de que 12 de sus 17 diputados cuestionados fueran revertidos.

El juego está en marcha y, como casi todo en los últimos 16 años, luce inclinado hacia el chavismo.

Fuente: El Nacional.



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top