Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡SIGUE EL SAQUEO ROJO! The Economist: Las cuentas de Pdvsa se deterioran aceleradamente

Petróleos de Venezuela se habría quedado sin dinero en efectivo en 2014 de no ser por los diversos préstamos recibidos, así lo expresa la Unidad de Inteligencia de The Economist, quien asegura que la producción y la situación financiera de la estatal petrolera es preocupante durante el 2015 y cada día va en un franco deterioro.

Con un precio del petróleo que sigue cayendo, los resultados financieros de la nación se seguirán viendo afectados y llevarán a una crisis inimaginable, así lo considera la publicación la cual afirma que la situación actual es sólo la punta del iceberg.

Maduro-plan-estrategico-gobierno-economia-pdvsa

Unidad de Inteligencia de The Economist

En términos de sus reservas probadas de crudo pesado convencional y extra pesado de alrededor de 300 millones de barriles, PDVSA es la mayor compañía de petróleo del mundo. Una evaluación reciente, que también tuvo en cuenta los volúmenes producidos, vendidos y refinados, clasificó a la compañía como la quinta mayor empresa petrolera a nivel mundial, después de Saudi Aramco, la National Iranian Oil Company, China National Petroleum Corporation y la firma estadounidense ExxonMobil.

La producción de petróleo está cayendo

Sin embargo, por diversas medidas, el negocio de PDVSA está en declive lento. Aunque los datos de producción de petróleo de PDVSA son muy cuestionados, con muchas estimaciones independientes poniendo de producción mucho más bajo, incluso PDVSA admite que su producción está cayendo. Según sus cuentas, la producción total de líquidos de petróleo y gas cayó de poco más de 3 millones de barriles/día (b/d) en 2012 y 2013 hasta 2.9MB/d en 2014.

La compañía también afirma que las exportaciones cayeron de 2.6Mb/d en 2012 a menos de 2.4Mb/d el año pasado. Las exportaciones a China a como pago de préstamos, de trueque de petróleo por servicios y a otros países de la región, de acuerdo con el esquema de financiamiento de Petrocaribe representaron alrededor de un tercio de las exportaciones totales. La caída en el precio internacional del petróleo ha hecho que los ingresos por ventas se hayan reducido, de alrededor de US $ 125 mil millones en 2012 a US $ 114 mil millones en 2013, y luego a US $ 105 mil millones en 2014.

Un negocio improductivo

Mientras tanto, los costos han aumentado. Los costos de operación se redujeron de poco menos de US $ 23 mil millones en 2012 a US $ 22,5 mil millones en 2013, antes de repuntar a US $ 24,5 mil millones año pasado. Las ventas y los costos de administración han pasado de US $ 4 mil millones en 2012 a US $ 4,2 mil millones en 2013 y US $ 9.2 mil millones en 2014. Debido a una rebaja en el valor en libros de los activos, otros gastos han aumentado de poco más de US $ 3 mil millones en 2012 y 2013, a US $ 10,7 mil millones el año pasado.

Los beneficios antes de impuestos aumentaron de US $ 11,6 mil millones en 2012 a US $ 23.7 mil millones en 2013, antes de caer a US $ 15 mil millones el año pasado. Sin embargo, estas cifras fueron impulsadas por “ingresos financieros”, que pasaron de US $ 3.1 mil millones en 2012 a US $ 20,3 mil millones en 2013, y US $ 23.2 mil millones el año pasado. En 2013, los ingresos financieros incluyeron una ganancia de divisas de US $ 7,8 mil millones que surgió de la devaluación del tipo de cambio oficial en febrero de 2014.

También incluía US $ 9.5 mil millones como ganancia por la venta de una participación del 40% en una empresa llamada Empresa Nacional Aurífera (ENA) al Banco Central de Venezuela (BCV, el Banco Central). ENA fue creado en diciembre de 2013 para ampliar la producción de oro. Sin embargo, PDVSA no incluyó la inversión original en sus propias cuentas, para mejorar artificialmente la situación financiera de la empresa.

Cargos más bajos, pero aumentó la extracción de dinero en efectivo por el gobierno

Sin los ingresos financieros, PDVSA habría tenido una pérdida antes de impuestos de alrededor de US $ 8 mil millones el año pasado. Por otra parte, informó que las ganancias antes de impuestos que se han visto impulsadas por otro factor: las regalías y contribuciones a los programas sociales se han reducido drásticamente. Esto es en parte debido a una caída en el precio del petróleo. Las regalías y otros impuestos con cargo a los ingresos aumentaron ligeramente entre 2012 y 2013, pero luego cayeron de US $ 19.3mil millones en 2013 a US $ 13,5 mil millones en 2014. Las contribuciones a los programas sociales han caído de US $ 17,3 mil millones en 2012 a US $ 7,9 mil millones en 2013, y US $ 5,9 mil millones año pasado. US $ 5,9 mil millones, el gasto por impuesto también fue menor en 2014 de lo que había sido en cualquiera de los dos años anteriores.

Estas cifras sugieren que el pago efectivo al gobierno por impuestos y regalías debería haber caído. Sin embargo, los pagos en efectivo de impuestos y regalías han aumentado, pasando de US $ 12,2 mil millones en 2012 a US $ 22,8 mil millones en 2013, y US $ 24,6 mil millones año pasado. A pesar de los desafíos que enfrenta PDVSA, el gobierno extrae dinero de la empresa que representó aproximadamente un cuarto de los ingresos totales.

Otro reto es que los gastos de capital no ha sido eficientes. Han estado funcionando en alrededor de US $ 24 mil millones al año durante los últimos tres años, pero no se ha traducido en un aumento de la producción o las exportaciones. La depreciación ha sido responsable de alrededor de un tercio de esto, lo que ha supuesto que la financiación ha tenido que venir de otras fuentes, como el retraso de los pagos adeudados a los contratistas y otros acreedores.

Dependencia de los préstamos del extranjero

Fundamentalmente, PDVSA se ha basado más en el endeudamiento externo, tanto por cuenta propia y a través de su filial en Estados Unidos, CITGO. La emisión neta de deuda ha aumentado, pasando de US $ 5,6 mil millones en 2012 y US $ 4 mil millones en 2013 a US $ 11.1 mil millones año pasado. Los costos de financiamiento han estado fluctuando alrededor de US $ 4,1 mil millones al año, y han ido en aumento. El endeudamiento total de US $ 49.5 mil millones es todavía manejable en el contexto de los fondos del accionista de US $ 89,8 mil millones y activos totales de US $ 226.8 mil millones, sin embargo, está creciendo rápidamente.

En el pasado reciente, PDVSA ha retenido en efectivo de alrededor de US $ 8 mil millones en sus libros al cierre del ejercicio. La suma real fue ligeramente superior al final de 2013 e inferior al final de 2014. En 2012 y 2013, la empresa habría tenido algo de dinero en sus libros, incluso si su emisión neta de deuda había sido cero. En 2014 la compañía se habría quedado sin dinero en efectivo si no fuera por el acceso a los inversores de deuda globales.

En resumen, la vaca lechera de efectivo del gobierno se está quedando seca. Con volúmenes de producción más bajos, ingresos más bajos por ventas y menos generación de caja, junto con mayores costos y una inversión ineficiente, todo significa que PDVSA no tiene la capacidad de mantener los pagos de dinero en efectivo al gobierno en los niveles de 2014. En cierta medida, PDVSA puede conservar los fondos apretando los acreedores y reduciendo el gasto de capital. Sin embargo, es probable que sea cada vez más dependiente de los préstamos del extranjero. Estos factores se combinan para explicar el por qué seguimos esperando que la producción de petróleo vaya a caer aun más.

Con información de La Patilla.

¡No olvide dejar sus comentarios!



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top