Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡TIBY NO CUIDA NI LAS FORMAS! Estudio concluye que parcialidad del CNE “es preocupante”

Desde hace años se ha visto como la parcialidad del Consejo Nacional Electoral ha hecho de las suyas violando en ocasiones la propia ley electoral, además de atropellos y alto ventajismo para con los partidos políticos afectos al chavismo en Venezuela.

Tal y como reseña el portal de El Estímulo, el último informe de la Misión de Estudio cuestiona la falta de sanciones por el uso de recursos públicos por parte de funcionarios del Gobierno; la extensión ilegal del horario de cierre de mesas; el retardo en la emisión de los resultados definitivos; la falta de equidad en el acceso a los medios de comunicación y las limitaciones a la cobertura de la jornada electoral.

Tibisay-Lucena-presidenta-del-Consejo-Nacional-Electoral-CNE-Venezuela-800x533

También propone una reforma destinada a garantizar el principio de proporcionalidad del voto. El Centro de Estudios Políticos de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) y el Instituto para la Democracia y la Asistencia Internacional (IDEA Internacional) indican en el informe Postelectoral, emitido este viernes en Caracas, que:

“Insistimos que el sistema electoral venezolano tiene su fortaleza en el proceso automatizado de votación. Sin embargo, en el día de los comicios hemos observado con preocupación la inacción de la autoridad electoral ante muchas situaciones que constituyen malas prácticas electorales, minando la equidad, la integridad y la transparencia del proceso electoral, y que fueron previamente advertidas”.

Con este estudio de cierre -con base en las recomendaciones señaladas en los estudios preliminar y de seguimiento- la Misión de Estudio UCAB-IDEA Internacional evaluó las condiciones electorales del 6D: “Es oportuno destacar que las elecciones parlamentarias en Venezuela se realizaron en un clima de tranquilidad y paz, en el que los ciudadanos pudieron manifestar sus preferencias políticas en un ambiente libre de intimidación, miedo y violencia”.

No obstante, el estudio considera preocupante la pasividad del Consejo Nacional Electoral (CNE) para evitar y sancionar el uso de recursos públicos, así como violaciones a la finalización de la campaña por parte del Presidente de la República, funcionarios del Gobierno y candidatos del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), así como por los medios del Estado. Esto, en contraste con la respuesta inmediata dada por el ente electoral a cualquier actuación no ajustada a la norma de parte de algún vocero de la oposición, o incluso de sus acompañantes internacionales, evidenciándose una clara parcialización en sus actuaciones.

El CNE nunca actuó de manera efectiva para evitar o -incluso reducir- el marcado “ventajismo” que caracterizó a la pasada campaña electoral, que en el informe preliminar se señala como la principal debilidad del proceso electoral de Venezuela.

En segundo lugar, la injustificada e irregular prórroga del período de votación de 6:00 pm a 7:00 pm por parte del CNE, sin la debida aprobación de todos los rectores principales del organismo electoral, constituyó un acto que “violó la legislación electoral, afectando la integridad del proceso y la confianza en el árbitro electoral”, precisa el texto.

En tercer lugar, consideran muy preocupante el retardo del CNE para la emisión de los resultados definitivos. El sistema automatizado de votación y escrutinio del voto suponen una garantía para la emisión de resultados de manera rápida y oportuna, siendo el caso que el CNE no publicó los resultados finales, ya en boca de voceros políticos y medios de comunicación, sino 3 días después de la elección, afectándose gravemente la confianza y transparencia del proceso, explica el estudio.

En cuarto lugar, estiman que la falta de equidad en el acceso a los medios de comunicación –como consecuencia de la censura y autocensura de periodistas y/o directivos de los mismos–, las limitaciones a la cobertura de la jornada electoral, así como la permisividad del Consejo Nacional Electoral para le emisión de propaganda o declaraciones invitando a votar por el partido de gobierno por parte de funcionarios públicos y candidatos, es una omisión inaceptable por parte del árbitro electoral.

El informe concluye que los resultados de la elección reflejan la desproporcionalidad del sistema electoral:

“Esta vez, la MUD con el 56,2% de los votos obtuvo 112 diputados (67%), mientras que el PSUV, alcanzando 40,8% de los votos apenas logró 55 escaños (32,93%). En este sentido, consideramos necesario una reforma electoral orientada a garantizar el principio de proporcionalidad y personalización del voto establecido en el artículo 186 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”.

Con información de El Estímulo.



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top