Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡TRÁGICO FINAL! Hombre de 63 años muere de un infarto en cola para comprar comida

En el afán de conseguir comida se deja la vida. Las historias que se producen en las colas para comprar alimentos cada vez son más tristes y lamentables, ya no hace falta sentarse a ver una telenovela para vivir el drama.

Hasta 12 horas pasaba Julio César Tribilión, de 62 años, fuera de su casa todos los martes, cuando salía al mercado para abastecerse de productos básicos. La suerte le cambió ayer y una hora después de llegar al Bicentenario de la avenida 5 de Julio, su corazón colapsó y falleció de un infarto entre los pies de los otros compradores. Nadie lo auxilió.

Foto: La Verdad.

Foto: La Verdad.

Desde la calle 13 con avenida 39 del barrio Chino Julio, al noroeste de Maracaibo, salió Tribilión sin decirle a sus familiares. Se levantó en la madrugada de ayer, desayunó, se vistió de pantalón, suéter a rayas y zapatos marrones. Agarró su dinero y caminó a las 4.00 de la madrugada hasta la avenida principal del barrio y se montó en el bus El Brillante, se quedó en la avenida Delicias y caminó cinco cuadras hasta un supermercado.

Llegó una hora más tarde, se acomodó entre los presentes y sin poder avisar a nadie se desplomó en la acera. Los testigos trataron de sostenerlo pero murió instantáneamente. Llamaron a la Policía científica para que recogiera el cadáver de la vía pública, reseñó La Verdad.

En la noche, Jorge Tribilión, su hermano, contó que este salía al mercado todos los martes que le correspondía comprar por su terminal de cédula. “Iba por lo que consiguiera”, ya que según los presentes, ese es “el único que tiene más productos”. Cada martes llegaba a su vivienda a las 4.00 o 5.00 de la tarde. “Eso depende de qué vendieran”, dijo un vecino.

Trabajó durante su juventud como chofer de una industria en la ciudad, manejaba un camión 350. La familia aseguró que el sexagenario se medicaba para controlarse la tensión y que su hermano mayor murió también por un ataque al corazón.

Dejar de comer implica la muerte, pero buscar los alimentos en Venezuela significa morir en el intento. Comparta sus comentarios



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top