Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡UN COMPLETO CAOS! Aplazan cirugías en el Hospital Universitario porque no hay ni aire ni agua

El Hospital Universitario de Maracaibo (HUM) no escapa a la crisis que aqueja a casi todos los centros de salud del país, y es que hay pacientes que llevan meses esperando a ser operados y resulta imposible ya que los quirófanos no poseen aire acondicionado y las instalaciones no poseen servicio de agua.

La forma en la que se está laborando dentro de algunos departamentos del HUM es “crítica”. La Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) pediátrica está sin aire acondicionado y usan ventiladores dentro del mismo para remediar la situación, señala La Verdad.

hospital-emergencia-enfermedad

En los pasillos del Hospital Universitario de Maracaibo (HUM) los pacientes exteriorizan su malestar con las situaciones que se vienen presentando en los diferentes servicios. Morabi Morales lamentó su situación a la espera del médico. Comentó que desde julio le están cambiando la consulta mes a mes. “Tengo cuatro meses esperando que me operen. El médico no me atiende porque el área de cirugía general no tiene aire”.

Explicó que sufre de eventración (hernia que aparece tras un traumatismo penetrante de la pared abdominal), por lo que requiere de intervención quirúrgica en la brevedad. Comentó que deben colocarle una malla en el estómago y realizar ciertos procedimientos para normalizar su flujo digestivo. Asume que de no tener una respuesta pronta para la operación no sabe qué podría pasarle.

Varias áreas del hospital continúan sin aire como la UCI adultos, el banco de sangre y la emergencia pediátrica.

Potes de agua


El agua potable es un tema que preocupa a los empleados del Universitario. Una fuente que prefirió no identificarse indicó que el racionamiento de agua dentro de la UCI pediátrica es un riesgo tanto para los trabajadores como para los pacientes.

Denunciaron que emplean potes de agua para lavarse las manos, así como tienen un tiempo “mínimo” para llenarlo antes de que corten el servicio nuevamente, por 12 y hasta 24 horas.

Informaron que de acabarse el agua de los tobos las enfermeras deben lavarse las manos con toallitas y alcohol que ellos mismo llevan. En el peor de los casos, si no tienen toallitas deben secarse las manos con el aire y después atender al paciente.

La misma fuente manifestó lo complicado que resulta en los departamentos prestar un servicio adecuado a los enfermos cuando no cuentan con los insumos básicos como alcohol, algodón, yelcos o compresas.

Con información de La Verdad.

¡No olvide dejar sus comentarios!



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top