Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡UN PAÍS SIN LEY NI JUSTICIA! Impunidad en Venezuela llega al 95% pese a planes de seguridad

23 planes de seguridad lleva el Gobierno, todos raspados, de acuerdo con los índices de criminalidad. Expertos afirman que de cada 100 delitos, solo se castigan cuatro o cinco, reseña La Verdad.

“El crimen y la violencia en Venezuela hicieron metástasis hace muchos años atrás. El motivo por el cual estos flagelos se salieron de control es que las políticas públicas han sido equívocas y muchas veces inexistentes; y cuando un problema social no se aborda, se agrava”.

familiares-carcel-presos-crisis-inseguridad-asesinatos

Esta afirmación corresponde al abogado criminalista Fermín Mármol García, experto en seguridad ciudadana y miembro del Consejo del Instituto de Ciencias Penales y Criminológicas de la Universidad Central de Venezuela, quien realiza un análisis del recrudecimiento de los índices de criminalidad y violencia. Revela que la impunidad en el país es cercana al 95 por ciento, pues de 100 delitos solo se castigan cuatro o cinco.

“Tenemos una delincuencia perfectamente estructurada, agresiva, asesina, envalentonada y hemos identificado algunos bloques que así lo demuestran. En Venezuela existen no solo las bandas criminales típicas, sino ahora las estructuras de megabandas criminales, pero también tenemos colectivos armados y violentos, el pranato carcelario que ha invadido parte del tejido social, los seudosindicatos de la construcción con los seudosindicatos mineros, el Frente Bolivariano de Liberación o los ‘Boliches’ en la región occidental… En fin, tenemos una atomización de estructuras criminales muy organizadas, que han invertido recursos -provenientes de sus actividades delictivas- por ejemplo, en fusiles o artefactos explosivos tipo granadas, armamentos que deberían ser del uso exclusivo de la Fuerza Armada Nacional”.

23 planes de seguridad

Para el especialista, las expectativas para el cierre de 2015 no son en nada alentadoras con referencia al año anterior. Se estima que al fin de año, la tasa de homicidios se incremente entre en ocho por ciento y 12 por ciento, con relación a la de 2014, y la tasa de secuestros supere a la anterior en al menos 60 por ciento.

“Esto realmente nos demuestra que los cuatro planes de seguridad, que son la apuesta del Gobierno para 2015 -el plan patrullaje inteligente por cuadrante, el plan pacificación, el plan desarme y el plan OLP-, no han podido lograr parar el avance del crimen y la violencia, y muchísimo menos han podido descender esas tasas que han llevado a Venezuela a esos sitiales de honor en los listados que miden el incremento de la delincuencia”.

Mármol García recuerda que Venezuela culminó el siglo 20 sin estar en un “sitial negativo” en materia de homicidios, secuestros, tráfico ilegal de drogas y corrupción. “Todos los sitiales negativos que tenemos como país, no solo en el continente americano, sino en el mundo entero, se obtuvieron dentro de la revolución bolivariana, por políticas públicas equívocas en unos casos y en otros inexistentes”.

Precisa que los 23 planes del Gobierno han estado bajo el mando de 15 rectores de seguridad, 11 de ellos militares activos o en situación de retiro, que “no pudieron contener y mucho menos hacer reducir el crimen en Venezuela”.

Mil funcionarios muertos

Para Mármol García, hace mucho tiempo los indicadores activaron las alertas que indicaban que el problema de la violencia estaba fuera de control. Uno de ellos es el índice de asesinatos de policías o militares: “Desde el 1 de enero de 2010 hasta el cierre del mes de septiembre de 2015, han fallecido a manos del hampa más de mil funcionarios y pareciera que esta cifra no genera ninguna reacción por parte del Gobierno”.

El experto agregó: “Lo que tenemos actualmente de parte del Ejecutivo nacional es un silencio ensordecedor. Pareciera que no comprende la rectoría de la seguridad, no comprenden los hombres y las mujeres que están al frente de las instituciones, que ellos son empleados de los ciudadanos, que ellos tienen que rendir explicaciones, y que no nos hacen un favor. Ellos tienen que rendir explicaciones, es su deber constitucional. El guardar silencio es violar la Constitución. Nosotros queremos saber qué está pasando con el plan patrullaje inteligente por cuadrante, o qué está pasando con el plan pacificación… porque de esos planes ya más nunca hablaron”.

Solo hipótesis

Los ataques con granada por parte de delicuentes en contra de organismos policiales son más frecuentes en Venezuela. ¿De dónde obtienen las bandas criminales armas de guerra? Mármol García tiene una hipótesis a priori que considera válida: “Suponer que algunos efectivos militares se prestaron para vender esos artefactos explosivos a la delincuencia. En un país tan corrupto -Venezuela está entre los primeros 15 del mundo según Transparencia Internacional- es lógico suponer que en el estamento militar habrá hombres y mujeres que se han prestado a la corrupción. Esa hipótesis hay que pesquisarla, hay que investigarla y hay que llegar a conclusiones”.

No descarta otras causas y apunta a la deserción. “Sabemos que los que prestan servicio militar muchas veces se fugan con el fusil y con otros bienes del Estado. Es factible que esa sea también una línea de investigación”. Cual sea la razón, el experto exige investigación y acabar con la impunidad en Venezuela. “No puede ser que de cada 100 delitos que se materialicen, solo se castiguen cuatro o cinco, y que la impunidad, supere 94 por ciento o 95 por ciento. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dicho que un país que tiene más de 35 por ciento de impunidad es un país que tiene problemas de salud pública”.

Critica que el Gobierno no le dé prioridad a la seguridad de los venezolanos. Como muestra de ello indica que en el presupuesto de la nación para 2016, el gasto militar duplica el de seguridad ciudadana. “Nos hemos preguntado muchas veces con quién está en guerra Venezuela. Entonces, ¿cómo es posible que el gasto militar duplique el gasto de seguridad ciudadana desde el año 2002? Hay que darle prioridad a los grandes problemas de los venezolanos y uno de ellos es la seguridad”.

OLP “desvirtuada”

El plan de Operación para la Liberación del Pueblo, el más reciente del Gobierno para frenar la delincuencia, se “desvirtúa”; según considera el experto en criminalística Fermín Mármol García, porque -explica- ahora a cualquier procedimiento exitoso de la PNB o del CICPC le dicen plan OLP, cuando el formato inicial era una operación militar-policial en edificaciones de la Gran Misión Vivienda.

“Entonces, ¿qué es el plan OLP? Nadie lo sabe. Pero, tomemos como cierto que el plan OLP es el acudir a zonas populares movilizando un contingente de 500, 700 y 900 hombres. ¿Eso es bueno? Depende del objetivo que usted persiga. ¿Para recuperar vehículos hurtados y robados que puedan estar enfriándose allí? Va a ser bueno ¿Para tratar de desmontar el microtráfico de la droga de la zona? Puede ser bueno. ¿Para rescatar unidades habitacionales que fueron desplazadas por el hampa? Puede ser bueno. Tal vez va a ser bueno para identificar y deportar indocumentados. Pero desarmar a las megabandas criminales, desarmar a la estructura del crimen y la violencia, no lo vas a poder resolver con las OLP”.

Para el especialista, el crimen y la violencia estructurada en Venezuela debe desmantelarse a través de labores de inteligencia, pagando por información, utilizando la participación ciudadana. “De esa manera se caen los grandes criminales del mundo”.

Venezuela, el segundo más violento

Venezuela fue ubicada como el segundo país más violento del mundo, al tener una tasa de homicidios de 53,7 por cada 100 mil habitantes, según un informe elaborado por la Oficina de la Organización de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito presentado en junio de este año.

Cifras

7.000 hombres han muertos en las cárceles venezolanas desde 1999.

1.000funcionarios han muerto desde 2010 a 2015.

95 % alcanza la impunidad en Venezuela.



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top