Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡UNA INFLACIÓN DESATADA! Precios de frutas y verduras suben hasta en un 20% cada semana

Los “mercaditos” donde las personas solían ir a comprar las verduras, frutas y vegetales a precios más económicos por venir directamente de los productores, ya no son una opción. Y es que mantienen el precio que dan los mismos comerciantes en los diversos mercados populares del país.

En un recorrido por comercios y por el mercado de Quinta Crespo los consumidores y los vendedores coincidieron en que los precios de los vegetales aumentan, en promedio, 20% semanalmente.

Inflacion-Escasez-en-Venezuela-Bolivares-Devaluacion-6

“En cada despacho semanal de los camiones, los vegetales suben 10% y 40%, según el producto, lo que imposibilita mantener los precios estables al público que se queja y con razón”, expresó un vendedor de un puesto en Quinta Crespo que pidió no mencionar su nombre.

María Ribas, ama de casa, reveló: “Sobrevivo con estos precios. Los vegetales dejaron de ser la opción más barata aunque frente a la carne sigo prefiriéndolos para estirar el presupuesto familiar”. Agregó que cada semana experimenta que los productos del campo aumentan 15% y 20% y “así no hay sueldo que rinda”, dijo.

Otra modalidad que se ha impuesto para responder a la inflación es la compra fraccionada. “El año pasado ocurría, pero este año se ha generalizado: la gente se lleva uno o dos tomates, un pimentón, tres papas, una cebolla, un plátano. Ya no compran por kilo”, precisó el dueño de una frutería que solicitó el anonimato. Agregó que esta nueva conducta significa una caída en las ventas, por lo que compran menos sacos y guacales para que los vegetales no se descompongan.

Otro comerciante señaló que conforme a la necesidad de los consumidores, las frutas como la patilla, melón y lechosa se expenden en trozos de un cuarto y medio kilo (su precio por kilo es 220, 190 y 200 bolívares), mientras que ofrecen otras por unidad como los plátanos y cambures a 40 y 20 bolívares.

“Antes me daba pena comprar menos de un kilo de verduras, frutas u hortalizas, ahora no. Todo el mundo lo hace para estirar la plata”, dijo Marisela Rodríguez, pensionada del Seguro Social, al asegurar que no hay pensión que alcance con este alto costo de la vida.

Con información de El Nacional.

¡No olvide dejar sus comentarios!



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top