Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¡VERGUENZA! Forbes: Comparando a Venezuela con la economías peor administradas del mundo

Fuera de Venezuela, alrededor del mundo, el control de la inflación es considerada como la principal preocupación de la mayoría de los bancos centrales. En las crisis económicas de los años 1970 y 1980 la inflación se disparó en una serie de shocks económicos que sacudió a América Latina. Durante la crisis de hiperinflación en el Perú en 1990 los precios se duplicaban cada dos semanas después de que el gobierno se embarcó en una orgía de gasto.

Asimismo, en Nicaragua, los precios se dispararon a finales de los años ochenta cuando el gobierno revolucionario sandinista intentó impulsar la economía del país -devastada por la guerra- con un agresivo programa de política fiscal expansiva.

Créditos: Reuters/ AFP.

Créditos: Reuters/ AFP.

 

En cuanto a los efectos nocivos de estos períodos de hiperinflación, los bancos centrales de la región han hecho del control sanitario de la inflación y la promoción de la estabilidad económica su prioridad número uno.

América Latina, con su pesada dependencia de larga data de las exportaciones de recursos naturales, es muy vulnerable a los ciclos de auge y caída de los precios de las materias primas exportadas.

Hoy en día, las economías exitosas de América Latina se centran en el manejo macroeconómico responsable y en el trabajo para promover la estabilidad económica. Incluso los líderes revolucionarios como Evo Morales en Bolivia han adoptado políticas de gestión macroeconómica conservadora y ha evitado los irresponsables atracones de gasto publico a corto plazo en favor de programas diseñados para crear un crecimiento sostenible.

Así que, mirando la lista de las economías del mundo con peores desempeños en términos de gestión de la inflación algunas cosas destacan:

peores economias

El hecho de que Venezuela encabece la lista no debería ser ninguna sorpresa. La nación sudamericana se ha convertido en un emblema la mala gestión macroeconómica.

El Presidente Nicolás Maduro, el desafortunado sucesor del icono populista Hugo Chávez, ha heredado una economía profundamente desequilibrada y ha recurrido a desesperados trucos de propaganda como encarcelar a dirigentes de la oposición y a culpar de la inflación a los propietarios de negocios en lugar de trabajar para hacer frente a los problemas económicos subyacentes del país.

Como expliqué en un artículo reciente, la economía de Venezuela se enfrenta a la presión aplastante de la caída de los precios del petróleo y el peso acumulado de décadas de mala gestión económica. La moneda del país, el bolívar, está absurdamente sobrevaluado y sin embargo, la economía de Venezuela sigue estando encadenada a un sistema de tres niveles de controles de cambio arcanos y sin sentido.

Según algunas estimaciones, el tipo de cambio no oficial de Venezuela con el dólar de Estados Unidos es ahora de unos Bs 700 por US dólar. De acuerdo con un pronóstico de FocusEconomics, este año la economía de Venezuela se contraerá en más de un 6%, el peor desempeño de cualquier gran economía latinoamericana. Las empresas multinacionales que operan en Venezuela están atrapadas en un apretón. Los controles de divisas son un escollo para comprar materiales y ejecutar sus operaciones. Al mismo tiempo, cada vez que Venezuela eleva su tasa de cambio ridículamente sobrevalorado, empresas como Ford, GM, y Merck han visto sus balances afectados.

Información de Nathaniel Parish Flannery para Forbes. Traducción libre del inglés por lapatilla.com



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top