Recibe el resumen diario de noticias directo a tu correo electrónico.

¿Y QUIÉN RESPONDE? Gobierno compró 17 turbinas en 2010 y solo instaló 5 en últimos 15 meses

En un punto de cuenta elaborado en septiembre 2014 por el entonces ministro de Energía Eléctrica, Jesse Chacón, se reconocía que los equipos no habían sido puestos en funcionamiento.

Según la nota publicada en El Nacional, en las cuentas detalladas que entregó el 8 de septiembre de 2014 el entonces ministro de Energía Eléctrica, Jesse Chacón, al presidente Nicolás Maduro deja al descubierto que el gobierno estaba al tanto de que había una capacidad de generación térmica que no se estaba empleando.

Créditos: Prensa Presidencial

Créditos: Prensa Presidencial

En 2010 varias instituciones del Estado adquirieron plantas de generación termoeléctrica con la finalidad de mitigar la emergencia eléctrica de ese año. Sin embargo, a la fecha no se ha concretado su operatividad total”, se lee en el documento, en el que se exhortaba a reubicar las unidades de generación bajo custodia de instituciones del Estado para ser incorporadas al sistema eléctrico nacional.

Se detalla que para 2014 aún estaban disponibles 17 turbinas, que serían instaladas en las plantas del país para aumentar la generación en 1.676 megavatios. Una fuente del sector eléctrico, que prefirió el anonimato, afirmó que las empresas contratadas por el gobierno entregaron los equipos, pero por orden de Corpoelec serían instalados por otras compañías. “El Estado hizo una inversión en plantas termoeléctricas, pero no instaló los equipos. De haberse incorporado esos megavatios, hoy no tendríamos ese déficit. Se hubiese podido resolver la crisis eléctrica”, indicó la fuente.

Agregó que después de las recomendaciones de reubicación que hizo Chacón, que fueron aprobadas en el punto de cuenta por Maduro, hasta enero de 2016 se instalaron 5 equipos de los 17 disponibles, para generar 403 megavatios, lo que equivale a una cuarta parte de la capacidad total.

Según el documento, en 2010 la CVG acometió un proyecto de instalación de un conjunto de unidades en los terrenos de la Siderúrgica del Orinoco, de los cuales solo se culminaron tres. El ministró sugirió su reubicación. Propuso que el equipo GE7FA (183 megavatios) se instalara en la planta termoeléctrica Antonio José de Sucre, lo que se concretó en su totalidad.

También planteó que las dos unidades GE 7EA, de 85 MW cada una, fueran instaladas en la planta termoeléctrica Juan Bautista Arismendi, en Nueva Esparta. “No se instalaron las plantas nuevas, sino que fueron usadas para sustituir las viejas”, advirtió la fuente.

Las dos unidades GE LM6000, de 50 MW cada una, que proponían instalar en Planta III, estado Lara, aún no las han puesto en servicio, dijo la fuente.

PDVSA involucrada

“En 2010, Citgo (PDVSA) adquirió tres unidades de 183 megavatios, modelo GE 7FA, de las cuales 2 fueron instaladas en el complejo generador Josefa Sánchez, en Tacoa, estado Vargas (barcazas Margarita y Rufina) y una se encuentra en Estados Unidos. Las evaluaciones (…) determinan que el mejor destino corresponde a su instalación en la planta Termoeléctrica Termobarrancas (estado Barinas). Es importante destacar que actualmente se encuentra en fase de explotación en la zona, el pozo de gas Las Lomas, con lo cual se prevé obtener dicho combustible para la unidad”, planteó el ministro.

Al respecto, aseguró la fuente, la turbina que estaba en Estados Unidos nunca fue traída al país y el gasoducto tampoco se ejecutó.

El texto agrega que PDVSA acometió también el proyecto “Generación de respaldo a las comunidades del Zulia”, que consistía en la instalación de seis unidades GE TM2500 de 30 MW cada una. Tres fueron instaladas (dos en Planta Guaicaipuro y una en San Lorenzo) en el estado Zulia. La propuesta final, apuntó Chacón, era la instalación de las tres unidades restantes en Planta del Este, estado Carabobo. Según la fuente, no se completó la última fase.

“Dentro del proyecto de Autosuficiencia de PDVSA fueron transferidos, en calidad de préstamo, algunos accesorios de dos unidades P&W FT8 depositados en Petrocedeño para efectuar reparaciones de emergencia a unidades similares instaladas en la isla de Margarita, mientras se preparaban en la fábrica, ubicada en el exterior, las piezas dañadas”, refiere el punto de cuenta.

La propuesta era transferir las dos unidades anteriormente mencionadas al Complejo Generador Rafael Urdaneta, en Zulia, que “junto con cuatro unidades de iguales características que posee Corpoelec, se unificarían en un solo lugar, lo que reduce costos de operación y mantenimiento”, indica el punto de cuenta. Esos equipos, afirmó la fuente, fueron instalados y generan 50 megavatios.

Sin ejecutar

El texto también se refiere al Caso Tamare Bachaquero, que contemplaba originalmente la instalación de dos ciclos combinados en las localidades de Tamare y Bachaquero del estado Zulia. “Aun cuando se inició su construcción por la ex operadora Enelven, unificada actualmente en Corpoelec, hoy está bajo la responsabilidad de PDVSA”.

Las propuestas recomendadas por el ministro de Energía Eléctrica para la reasignación de esas unidades (en total son 4 turbinas a gas y dos a vapor) fueron las siguientes: un ciclo combinado completo en bachaquero (dos turbinas a gas más una a vapor); dos turbinas a gas para iniciar la construcción del proyecto Termozulia, y una turbina a vapor para ser instalada en la Planta Termoeléctrica Alberto Lovera (Anzoátegui) para culminar el cierre del ciclo combinado de la planta. La fuente puntualizó que ninguna se ejecutó.

En cifras

403 megavatios incorporó el gobierno al sistema eléctrico nacional, cuando la capacidad era de 1.676 megavatios.

183 megavatios es la capacidad de la turbina que adquirió Citgo y que aún está en Estados Unidos.

900 megavatios se generarían solo si se instalan seis equipos, custodiados por Petróleos de Venezuela.



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR




¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top